El paro de Moyano saca a la luz la fuerte interna sindical

Infobae asegura que Moyano sabe que su jugada no tiene vuelta atrás. Dispuesto a mantener el poder en la CGT, y consciente de que perdió el favor del »cristinismo», salió a enfrentar políticamente al Gobierno, y hoy tendrá el desafío de medir fuerzas »en la calle», el escenario histórico del peronismo.

Pero la batalla de Moyano también se da en el frente sindical. La interna de la CGT, y la relación con la CTA, tanto oficialista como disidente, se reavivó en los últimos días, luego del anuncio de paro nacional del dirigente camionero.

Dentro de la oposición a Moyano, la mayoría de los grandes gremios rechazaron el paro y la movilización, y recrudecieron en sus críticas al secretario general de la CGT. »Es una decisión mezquina», sostuvieron hoy a través de una solicitada publicada en los principales medios nacionales.

Entre los gremios que no adhieren al paro de hoy, figuran el de Sanidad, la UOM, la Uocra, Luz y Fuerza, Comercio y el de los taxistas que conduce Omar Viviani, que hasta no hace mucho era uno de los hombres de mayor confianza de Moyano.

Tampoco estarán los gremios Obras Sanitarias, la Unión Tranviaria Automotor (UTA), el Sindicato de Encargados de Edificios (SUTERH), el de Obreros Marítimos (SOMU), el de Mecánicos (SMATA), el de Legislativos ni el de Docentes Particulares (SADOP).

»La legitimidad de los reclamos invocados, largamente solicitados por todas las organizaciones gremiales, parecen en este caso sólo un argumento de circunstancia para justificar una acción personal y política contra un gobierno votado por el 54 por ciento de los argentinos», aseguró la UOM, el gremio que conduce Antonio Caló, uno de los candidatos a conducir la CGT.

Más duro aún fue Oscar Lescano, quien acusó a Moyano de encabezar »la oposición al Gobierno», y perseguir »sólo un objetivo político». »No puede ser que antes era el mejor gobierno de la historia, y ahora ya no sirve», señaló el representante de »Los Gordos» en la interna cegetista.

LEÉR MÁS  Lagarde dijo que "sin la ayuda del FMI, Argentina estaría peor"

También Smata se refirió en duros términos al paro de hoy. »Lo que está en juego es una mezquina lucha de poder que nada tiene que ver con las reivindicaciones laborales», sostuvo a través de un comunicado el gremio que conduce Ricardo Pignanelli.

El que sí adhiere al paro, aunque con críticas a Moyano, es Luis Barrionuevo. El líder de la CGT Azul y Blanca participará de la movilización de hoy, aunque con fuertes cuestionamientos tanto para el Gobierno como para la dirigencia cegetista.

Movimientos dentro del moyanismo

El paro y la movilización a Plaza de Mayo también generaron algunos movimientos alrededor de Moyano. Si bien los gremios más cercanos marcharán a Plaza de Mayo, no son pocos los que se muestran »inquietos» por la directa confrontación con el gobierno nacional.

El propio Facundo Moyano admitió al final de la semana pasada que se encontraba atrapado »en medio de dos lealtades», en referencia a su pertenencia al bloque de diputados del Frente para la Victoria, y su condición de hijo del líder de la CGT y representante de la Juventud Sindical.

Sin embargo, con el correr de los días fue »corrigiendo» su posición, hasta criticar en duros términos al Gobierno y confirmar su presencia en la movilización.

Uno de los que generó más ruido en el moyanismo fue Héctor Recalde. En su doble condición de abogado de la CGT y diputado por el kirchnerismo, Recalde participó ayer del acto en Casa Rosada encabezado por Cristina Kirchner, en el que, sin nombrarlo, hubo duras críticas hacia Moyano.

»Como profesional, es muy útil para nosotros. Ahora, como político, él sabrá por qué estuvo en la Casa Rosada», dijo Moyano en las últimas horas.

LEÉR MÁS  Carrió muestra cómo "feminismo alternativo" sus ideas machistas

Tampoco es casual que algunos de los dirigentes hayan declarado en los últimos días que si el Gobierno respondía a los reclamos para que se elevara el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias la marcha se levantaría.

Uno de ellos fue el titular del gremio de Canillitas, Omar Plaini, quien pese a estar en el grupo más cercano a Moyano, todavía mantiene buenos vínculos con el kirchnerismo.

Ni Micheli ni Yasky

Particular es la relación de Hugo Moyano con las dos ramas de la CTA. Pese a que desde el sector disidente que encabeza Pablo Micheli se intentó hasta último momento un acercamiento a la CGT, finalmente desistieron de participar de la movilización de hoy, argumentando que no hubo una invitación oficial.

»No le vamos a dar la espalda a la medida de fuerza de la CGT, pero no vamos a participar de la movilización porque evidentemente Hugo Moyano ha resuelto que esto sea un acto exclusivamente de la CGT», afirmó ayer Micheli.

Por su parte, Hugo Yasky fue muy crítico con el paro y la postura de Moyano, aunque reconoció la legitimidad del reclamo por el Impuesto a las Ganancias.

»Moyano tiene todo el derecho de hacerle un guiño a (Mauricio) Macri y de posicionarse por derecha en el PJ, pero no tiene derecho a convocar a los trabajadores a una acción en función de ese hecho», apuntó Yasky contra el titular de la CGT.

»Yasky sostuvo que el Gobierno ‘debe aumentar la base de cálculo de Ganancias’, pero puntualizó que sólo ‘el 15% de los trabajadores está afectado’ por ese impuesto, mientras que más del 80% »ni sabe lo que es el mínimo no imponible» y »como Central de Trabajadores la prioridad son los que están debajo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here