El Presidente pidió a los empresarios que «entiendan la dimensión del problema que pasamos como parte del mundo que somos». Apuntó especialmente al sector alimenticio, al que instó a “desacoplar suficientemente los precios internacionales de los internos” en el contexto de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Ante los principales empresarios del país, el presidente Alberto Fernández recalcó la necesidad de “distribuir la riqueza” que en los últimos años se concentró en pocas manos y pidió al sector alimenticio a “desacoplar suficientemente los precios internacionales de los internos” para que más argentinos puedan solucionar la crisis que atraviesan.

Subrayó que el “objetivo pendiente” de su gobierno es “terminar con la desigualdad” generada en los últimos años y exhortó al sector empresario a “entender la dimensión del problema” global. “Tenemos la oportunidad de crecer todos, no algunos. Tenemos que comprender y reglamentar la distribución del ingreso”, puntualizó.

“Quiero llamarlos a la reflexión. Espero que los empresarios argentinos entiendan la dimensión del problema que pasamos como parte del mundo que somos, y que las oportunidades que se nos den no sean oportunidades para unos sino para todos y todas quienes habitan la tierra argentina”, remarcó el Presidente.

“La reflexión” que el mandatario pidió a los presentes no incluyó anuncio de medidas ni ratificación de compromisos con el sector, sino que más bien fue un recordatorio de los lineamientos centrales de su gobierno en función de una mejor distribución de la riqueza. Por lo tanto, el eco de las palabras de Alberto Fernández generó un tibio aplauso.

LEÉR MÁS  Manzur: "Rechazamos en forma unánime los hechos de violencia en las rutas"

Macrismo y pandemia

En su discurso, el mandatario les recordó que la crisis económica no solo fue producto de la pandemia sino que también “fue provocada por las políticas económicas del gobierno que nos precedió”, en referencia a la administración de Juntos por el Cambio.

Luego hizo un repaso de las inversiones que salvaron al país de caer en una peor crisis sanitaria producto de la pandemia y recordó que, si bien en 2020 la economía argentina cayó 9 puntos producto del virus, al año siguiente cerró con 10,3 por encima del PBI a causa de las políticas de desarrollo económico.

“Aún así, no estamos contentos porque hay un número importante de argentinos que no lograron captar esas ganancias que se generaron”, concedió.

La guerra en Ucrania

Fernández admitió que el gobierno del Frente de Todos cumplió con dos de sus tres pilares: “Aumentó la producción y aumentó el trabajo formal, “pero nos está costando mucho temrinar con la desigualdad que se dio en años en que pocos ganaban mucho, y muchos perdían”.

En este punto mencionó los efectos que la guerra en Ucrania tiene sobre los alimentos y la energía y lanzó un mensaje a los productores locales: “No hemos logrado que nuestras productoras de alimentos se asocien al conjunto de los argentinos y desacoplen suficientemente los precios internacionales de los internos. Ahí está el verdadero desafío”.

Llamó a “aprovechar las oportunidades” que brinda el contexto global y subrayó que “tenemos la oportunidad de poder crecer todos, no algunos”. Para esto, agregó, se debe “comprender y reglamentar la distribución del ingreso. Esta es la tarea que tenemos pendiente”.

LEÉR MÁS  La Argentina presentó propuestas para mejorar el proceso de control de armas

Cónclave empresario en el Sheraton

El mensaje del Jefe de Estado se escuchó frente a los principales empresarios del país reunidos en la celebración de los 20 años de la Asociación Empresaria Argentina (AEA). Su discurso fue grabado, pero la clausura del evento estará a cargo del ministro de Economía, Martín Guzmán, alrededor de las 13.

Antes del discurso presidencial habló Jaime Campos, titular de AEA, quien cuestionó la “muy elevada presión tributaria” y consideró que “para crecer y generar empleo se deben reducir impuestos”.

En este sentido, añadió, el proyecto para gravar la renta inesperada “es un retroceso en ese sentido”. “La injerencia del Estado no contribuye a dinamizar la economía del país”.

El cónclave se desarrolla en el Hotel Sheraton & Convention Center- Park Tower, del barrio porteño de Retiro, bajo el lema «El sector privado es el factor clave para el desarrollo». Asisten Paolo Rocca (Techint), Luis Pagani (Grupo Arcor), Alfredo Coto, Héctor Magnetto (Grupo Clarín), Federico Braun (La Anónima), Martín Migoya (Globant) y Carlos Miguens (Grupo Miguens), entre algunos de los empresarios más poderosos del país.

AEA fue fundada en mayo de 2002 por los titulares de las empresas más importantes del país con el objetivo de «promover el desarrollo económico y social de la Argentina desde la perspectiva empresaria privada», según afirman ellos mismos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here