El kirchnerismo busca la reforma electoral

A exactamente un año de la próxima elección presidencial, el kirchnerismo ingresó oficialmente a la Cámara de Diputados su proyecto para reformar las leyes que reglamentan el Código Nacional Electoral, la Ley de Transparencia de la Representación y la Orgánica de los Partidos Políticos.

Presentado en rigor por el diputado peronista Jorge Landau, el texto que ingresó esta semana al Congreso pone el foco sobre el financiamiento de los partidos políticos y crea un fuero penal electoral para dirimir faltas y delitos electorales, como robar boletas o adulterar los resultados del escrutinio. Según la norma, serán los jueces federales con competencia en cada distrito quienes deberán efectuar las sanciones y la Cámara Nacional Electoral, la última instancia de revisión de las sentencias. Hasta ahora, estas cuestiones caían en fueros civiles o penales, una superposición que generaba confusión y retraso.

Además, la reforma electoral reglamenta el rol de los »delegados electorales», quienes se encargan de monitorear el cumplimiento de la votación en las escuelas y evitar y denunciar irregularidades en el procedimiento de votación. La figura ya existía, pero la iniciativa le da un marco legal concreto, con remuneración y capacitación incluida.

LEÉR MÁS  "Será un honor recibir a Evo Morales cuando asuma", dijo Alberto Fernández

A grandes rasgos, la reforma electoral no cambia la forma de votar para los electores. Evita la implementación de la boleta única (pedida por la oposición) y no hace mención del sufragio mediante sistema electrónico. Para las elecciones presidenciales de 2015, según el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), se espera que cerca del 30 por ciento de los votantes lo hagan mediante uno de estos dos sistemas, que ya se pusieron a prueba en Salta, Santa Fe y Córdoba (Marcos Juárez).

Desde la oposición intentarán debatir la inclusión de estas dos modalidades de voto, que para muchos politólogos, analistas y dirigentes políticos, garantizaría la igualdad de los partidos más grandes y los más pequeños a la hora de fiscalizar que haya boletas en el cuarto oscuro, y permitiría un escrutinio más rápido. »Es tanto un problema para el votante que no puede encontrar su boleta como para el partido político que no puede garantizar que estén adentro (del cuarto oscuro) las boletas de sus candidatos», señaló en diálogo con InfobaeTV la directora del Programa de Política y Gestión de Gobierno (Cippec).

LEÉR MÁS  "Será un honor recibir a Evo Morales cuando asuma", dijo Alberto Fernández

Para la aprobación de la ley, el oficialismo necesita tener mayoría absoluta, es decir, un quórum de 129 diputados a la hora de sesionar y de igual cantidad a la hora del voto. El Frente para la Victoria (FpV) cuenta con 119 diputados partidarios, más aliados habituales como los legisladores del Movimiento Popular Neuquino (MPN) y Nuevo Encuentro, con lo que deberá intentar conciliar con la oposición para lograr la aprobación de su propuesta.

 Fuente: ARGNoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here