El índice de »riesgo país» bajó a 692 puntos en el mes de julio luego del canje de deuda pública

El indicador cerró el mes en 692 puntos, según la medición de la banca estadounidense de inversiones JP Morgan, es decir, un nivel inferior a la mitad del que alcanzó hace casi dos años, en pleno estallido de la crisis originada en Wall Street.

Esto implica que la tasa de interés requerida en caso de que la Argentina solicite financiamiento en el exterior sería de casi 7% más que la exigida hoy a los títulos estadounidenses.

La baja reciente del riesgo país argentino, de 145 puntos a lo largo de julio, refleja, según los analistas del mercado, el efecto de la creciente demanda de títulos públicos, luego de la regularización de casi el 93% de la deuda pública en default(considerando el canje de 2005 y el reciente).

Esa tendencia revela, a la vez, los efectos de la alta liquidez predominante en la plaza financiera y la preferencia de los inversores por los bonos, frente al bajo atractivo de otras opciones, como los plazos fijos.

El actual nivel de riesgo país es similar al que se observó en los primeros días de septiembre de 2008, cuando empezaba a agravarse la crisis originada en el default de los créditos subprime en los países desarrollados.

LEÉR MÁS  "La salida es el empleo", dijo Anabel Fernández Sagasti

En la evolución ascendente registrada desde entonces influyó además la fuga de capitales, que respondía también a la agudización del conflicto de los empresarios del campo con el gobierno, por las retenciones a la exportación de granos.

Así, a mediados de diciembre de 2008 el riesgo país alcanzó el pico de 1.946 puntos, y tras un fuerte descenso, superior a los 450 puntos, hacia fines de enero, el índice volvió a repuntar hasta 1.932 puntos el 30 de marzo, con la crisis generada por el ex titular del Banco Central, Martín Redrado, al resistir el uso de reservas para el pago de la deuda.

En las últimas semanas, sin embargo, a medida que avanzaba el canje y se retornaba a los altos índices de crecimiento de la actividad, se fueron recuperando los valores de las diferentes series de bonos, tanto bajo nominación extranjera, como local.

Al cierre de operaciones de julio se registraron fuertes avances en las cotizaciones de los títulos públicos, en particular los vinculados al PBI en pesos (que avanzaron 25,3%); los discount en pesos (22,1%); los vinculados al PBI en dólares (23,7%); y Par en pesos (14,1%), según informó la casa de bolsa Rava.

La expectativa sobre la continuidad de la tendencia a la baja del riesgo país se extiende al conjunto de la economía, en particular por su impacto en cuanto al costo del financiamiento y las posibilidades de apuntalar la inversión y el consumo.

LEÉR MÁS  "La salida es el empleo", dijo Anabel Fernández Sagasti

Mientras menor sea la calificación de riesgo país, más bajo va a ser el costo de endeudamiento, mayor será la maniobrabilidad de la política económica por parte del gobierno e inferior el riesgo de cesación de pagos.

El indicador, justamente, intenta medir el grado de peligro de incumplimiento que entraña un país, desde el punto de vista del inversor extranjero.

De todos modos, el ranking de JP Morgan no es el único y los expertos coinciden, además, en que se trata de un parámetro simplificado e imperfecto para evaluar en toda su amplitud la evolución de la economía.

Tras la reciente reducción del riesgo país, la posición argentina se distanció de la mostrada por otros países de la región, como es el caso de Venezuela (con casi 1.100 puntos básicos), aunque todavía mantiene una brecha con Uruguay (209 puntos), Brasil (204 puntos) y México (153 puntos).

 

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here