El gobierno aclaró que aún no autorizó el aumento para las prepagas en agosto

En el marco del envío de notas de las prepagas a sus clientes con subas de hasta un 15% para agosto, el gobierno salió a aclarar ayer que no hubo ningún aumento autorizado para el período, y alertó que las firmas que hayan facturado el incremento deberán devolver el dinero a sus abonados. Así lo confirmó a Tiempo Argentino Malena Totino, defensora del Beneficiario de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), quien aseguró que »con la ley de Prepagas, se necesita la autorización del Estado para aplicar subas, que son siempre en relación a la estructura de costos de las empresas».

En este contexto, agregó que »toda empresa que haya cobrado el aumento, deberá devolverlo íntegramente a sus usuarios». El organismo de control sanitario que conduce Liliana Korenfeld envió a más de 20 asociaciones de consumidores un detalle de las subas autorizadas para este año, en la que no figura el incremento de agosto. De hecho, según pudo saber este diario, sólo ingresaron en la SSS 15 expedientes pidiendo aumentos, los cuales están en estudio. El problema radica en que hay casi 700 prepagas en el registro de firmas, casi la totalidad de las cuales mandaron notas adelantando el incremento, sin saber siquiera si será autorizado. A los fines de atender el derecho de los usuarios, la SSS, dispuso de formularios para denunciar abusos tarifarios, los cuales fueron girados además a las entidades de defensa de los usuarios.

LEÉR MÁS  Vizzotti confirmó que 60.000 trabajadores de la salud tuvieron coronavirus

»Nosotros mandamos cartas explicando que va a haber una suba del 15% en agosto y una del 10% en diciembre, por el efecto de las paritarias del sector médico», explicó Federico Díaz Mathé, vocero de la Cámara de Instituciones Médico Asistenciales (Cimara), que agrupa a las prepagas más grandes del sector. Díaz Mathé consideró que »estamos a la espera de la suba, y no tenemos registro de que se esté cobrando el aumento». La operatoria de las empresas tiene que ver con los plazos: como necesitan avisar las subas con 30 días de antelación, adelantan las notas para que, en el hipotético caso que el Estado le dé vía libre al incremento, puedan aplicarlo en forma instantánea. Sin embargo, las entidades de usuarios se quejaron de que la información que otorgó Salud es incompleta. »Para nosotros, ninguno de los aumentos de las prepagas en el año –hubo un 5% a comienzos de 2012– es válido, porque no se aprobó por ninguna resolución», explicó a Tiempo Osvaldo Bassano, titular de Adduc y agregó que »las empresas deberán devolver el dinero de toda suba no autorizada». El presidente de la ONG consideró que »el informe de la SSS es insuficiente», y adelantó que pedirán más datos sobre los aumentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here