El Código penal divide a la oposición

El primero en salir a criticar la reforma fue Sergio Massa, a quien se le sumó Julio Cobos y Ernesto Sanz quienes aseguraron que no votarían la iniciativa, a pesar que en el tratamiento de la misma han participado integrantes de su propio partido como Ricardo Gil Lavedra, entre otros.

Segùn la opinión de algunos dirigentes, algunos opositores quieren crear en Argentina un clima similar a Venezuela, donde la oposición trata de trabar absolutamente todas las iniciativas del gobierno, para que este no legue a fin de mandato. Un golpe de estado suave.

Sanz y Cobos se manifestaron duros con la reforma

El senador nacional y presidente del Comité de la UCR, Ernesto Sanz, pidió hoy »no caer en la trampa del Código Penal», al asegurar que »sería bueno que, en vez de entretener con la reforma, el Gobierno se haga de una buena vez cargo y ofrezca soluciones, no debates estériles».

»La discusión sobre el Código Penal es un entretenimiento que sólo favorece a quienes no quieren discutir lo verdaderamente importante en materia de seguridad», aseguró el parlamentario en declaraciones radiales.

»El problema en la Argentina de hoy no es si las penas son más altas o más bajas si no cómo se combate al crimen organizado, que se adueñó de territorios en muchos lugares», el titular de la UCR.

Por su parte, Julio Cobos dijo que »está hecha a medida de los delincuentes». El titular del bloque radical, Miguel Bazze, se mostró más cauto, pero no escatimó críticas. Ricardo Gil Lavedra, que integró la comisión que elaboró el proyecto, pidió »evitar hacer política partidista».

Cobos emitió un comunicado firmado junto a los diputados mendocinos de la UCR Luís Petri,Patricia Giménez y Enrique Vaquie. En la nota, los cuatro opinaron que la reforma consagrará una »ley más benigna» que la anterior. Y alertaron que »disminuye las escalas penales de los delitos de homicidios, robos, trata de personas y tráfico de estupefacientes» y que los reos »obtendrán rápidamente su libertad gozando de los beneficios de una ley que parece ser hecha a medida». Por todo esto, llamaron a »rechazarla en el que caso de que ingrese al Congreso».

Por otro lado, el líder del Frente Amplio Progresista (FAP), Hermes Binner, eludió hoy responder si está a favor o en contra del anteproyecto de Código Penal, aunque valoró como positivo el hecho de que la iniciativa »obligue a debatir temas concretos» y subrayó que se debe ganar »agilidad».

»(Este anteproyecto) nos obliga a debatir los temas concretos y saber por dónde están los peligros principales. Después viene el tema de la pena, que tiene que ser racional para el delito cometido. Este es un tema que seguramente va a exigir debate. Nosotros no estamos a favor de rebajar las penas, sí queremos debatir la gravedad de las penas», definió Binner.

En declaraciones a Radio 10, el diputado nacional pidió que el anteproyecto de Código Penal sea visto »integralmente» y señaló que »este servicio de justicia ha sido trasladado a las provincias» y que »es importante» que cada distrito tenga »un código procesal penal que dé respuestas».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here