EEUU: La Cámara baja aprobó el acuerdo para evitar el default

 

 

El plan bipartidista para aumentar el tope de la deuda gubernamental y evitar que el país caiga en una cesación de pagos potencialmente calamitosa para las finanzas mundiales, fue aprobado esta noche por la Cámara de Representantes, por 269 votos a favor y 161, en contra.

 

Ahora, el acuerdo deberá ser ratificado por el Senado. Se estima que la votación podría realizarse hoy a la madrugada o mañana, día en que vence el plazo.

 

Pese a resistencias de sectores tanto conservadores como progresistas, el acuerdo ganó hoy respaldo en el Congreso, en medio de intensas gestiones de la Casa Blanca y los líderes parlamentarios para alinear tras la iniciativa a legisladores del oficialismo demócrata y la oposición republicana.

 

En el Senado, donde un solo legislador podría bloquear la decisión de votar, el líder de la bancada oficialista, el demócrata Harry Reid, dijo esperar llegar a un acuerdo que permita votar la ley.

LEÉR MÁS  Planes sobre política hacia el sector científico y universitario

 

El vicejefe de la bancada senatorial republicana, Mike Crapo, pronosticó que hasta 30 legisladores de su agrupación conservadora podrían respaldar el acuerdo, anunciado anoche por el presidente, Barack Obama, luego de una tensa semana de negociaciones infructuosas.

 

Líderes de los dos partidos en ambas cámaras celebraban reuniones con sus legisladores para promover el paquete, y Obama envió un video a sus correligionarios demócratas para pedir su apoyo.

 

»Este fue un proceso largo y complicado. Como con cualquier acuerdo de compromiso, el resultado dista de ser satisfactorio», señaló el mandatario en el video, citado por la cadena CNN.

 

El plan, que es respaldado por los líderes parlamentarios de los partidos Demócrata y Republicano, eleva el techo de la deuda en 2,4 billones de dólares, para llevarlo a 16,7 billones, hasta después de las elecciones de noviembre de 2012.

 

LEÉR MÁS  "La salida es el empleo", dijo Anabel Fernández Sagasti

Asimismo, promete una reducción del gasto público en un monto similar durante los próximos diez años.

 

Aunque Obama expresó algunas reservas sobre la iniciativa, felicitó a los dirigentes legislativos por haber alcanzado el acuerdo luego de una tensa semana de negociaciones infructuosas.

 

Si la ley no se adopta, el gobierno no podría cumplir con los pagos a los inversionistas en los bonos del Tesoro, a los beneficiarios del Seguro Social y las pensiones militares, y a las empresas que trabajan con el gobierno.

 

En cambio, si el Congreso aprueba el compromiso bipartidario, se protegerá la tasa de crédito de Estados Unidos, dará seguridad a los inversionistas de los mercados financieros de todo el mundo y posiblemente revertirá las pérdidas registradas por Wall Street en días recientes conforme aumentaba la incertidumbre.

ElArgentino.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here