Día de la restauración de la democracia: por qué se celebra el 10 de diciembre

Raúl Alfonsín, el día de su asunción como presidente, el 10 de diciembre de 1983

La fecha conmemora la recuperación del Estado de Derecho desde 1983.

El 10 de diciembre de 1983 el pueblo argentino recuperó la Democracia y el Estado de Derecho. De esta manera, le puso fin a la dictadura cívico-militar que, desde el 24 de marzo de1976, llevó a nuestro país a una de las etapas más sangrientas y violentas de la historia.

La Ley N° 26.323 institucionalizó la fecha como el “Día de la Restauración de la Democracia” basándose en la jornada en la que Raúl Alfonsín asumió la presidencia del Poder Ejecutivo de la Nación. Todo el territorio nacional celebra esta fecha con el objetivo de promover los valores democráticos y resaltar su significado político, histórico y social.

Raúl Alfonsín saluda a la multitud que asistió al acto de cierre en el Obelisco en octubre de 1983.

Fueron varios los actores y las organizaciones que hicieron posible el retorno de la Democracia. Entre ellos se destacan los partidos políticos tradicionales, los organismos de defensa de los derechos humanos y algunos sectores trabajadores.

LEÉR MÁS  ¿Cómo estará el clima este miércoles en Mendoza?

Uno de los objetos de la celebración de este día es fomentar el ejercicio democrático y resaltar la importancia de la Democracia en nuestra sociedad basándose en el respeto por la libertad pública, cumplimiento de la constitución, la vigencia de los DDHH y la tolerancia política.

10 de diciembre de 1983, un día para la historia

Ante una Plaza de Mayo colmada, Raúl Alfonsín locutó un discurso emocionante e inolvidable. Después de una campaña que quedó en la historia de los procesos sociopolíticos de la Nación, Alfonsín, tras la salida de la dictadura dijo: “La circunstancia no es propicia para la retórica. Es la hora de la acción y de la acción fecunda, decidida, comprometida e inmediata. Es la hora de hacer, de hacer bien, de hacer lo que la República reclama y el pueblo espera”.

LEÉR MÁS  Una familia necesitó más de $70.600 para no caer en la pobreza en Mendoza
Raúl Alfonsín, en la Casa Rosada (Foto: Presidencia de la Nación 1983 / 1989).

Con la sigla “R. A.” el electo candidato generaba un híbrido entre las letras capitales de su nombre, Raúl Alfonsín, y la patria misma, República Argentina. “Tenemos una meta: la vida, la justicia y la libertad para todos los que habitan este suelo. Tenemos un método: la Democracia para la Argentina” fueron las palabras emitidas desde la Casa Rosada aquel 10 de diciembre.

Pero la frase más potente que dejó esa jornada Alfonsín fue la que quedó en el inconsciente colectivo, también, tal vez, la más sencilla: “Con la democracia se cura, se come y se educa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here