Detalles de la última visita de Ernesto «Che» Guevara a la Argentina

Pocas veces se conocen detalles de la historia reciente argentina.

Es por eso que compartimos este breve pero interesante relato.

Los detalles los encontró el periodista Eduardo Barcelona. Él cuenta un hecho histórico con algunos datos destacados hasta ahora poco difundidos.
Se trata de la visita casi clandestina del Dr. Ernesto Guevara De la Serna, ministro de industria de la Cuba Revolucionaria, más conocido en el mundo con el monosilábico y cariñoso apelativo de “Che”.
En el año 1961 la Marina nacional tenía la responsabilidad de la custodia presidencial, posición que conservó hasta el golpe de Estado que derrocó al presidente constitucional Arturo Frondizi.
Dice Barcelona que “la noche del 17 de agosto del ’61, Frondizi convocó al teniente de corbeta Emilio Felipichi, y le ordenó que fuera muy temprano al aeroclub Don Torcuato a recibir al ministro de Industria de Cuba, a quien debían traer a Olivos para una reunión.
El joven teniente salió corriendo para la cuadra donde estaba la guardia en la residencia y le comentó a su jefe la orden recibida. “Frondizi es un Maquiavelo, un hijo de puta. Mirá lo que nos ordena”, dijo a los gritos. Lo primero que hizo el marino cuando se enteró fue informar su jefe en el Estado Mayor de la Armada sobre la llegada inminente del “Che” Guevara, el médico guerrillero argentino que había participado desde los inicios del derrocamiento del dictador Fulgencio Batista, servidor de Estados Unidos.
El triunfo de la guerrilla en Cuba fue en 1959 y en 1961 el Che fue fundamental para neutralizar el intento de invasión de EEUU en Bahía Cochinos.
Los marinos fueron a buscar el Che a Don Torcuato, y luego de la conversación con Frondizi, cuenta Eduardo Barcelona: “Lo llevaron a la casa de la tía, ubicada a pocas cuadras de la residencia presidencial, donde saludó a María Luisa Guevara Lynch y a su esposo Márquez Castro, a quien estrechó en un fuerte abrazo a la salida y le dijo: ‘Bueno tío, no sé si tendré oportunidad de volver a verte’.
La custodia del Che relató a Barcelona que vio a Guevara con lágrimas en los ojos en esa despedida familiar.
Antes de venir a la Argentina, el Che había participado como principal orador cubano en Punta del Este, donde los países del continente debatían el plan estadounidense conocido como Alianza para el Progreso.
Allí el Che estuvo con parte de su familia, sus padres, hermanos y su tía Beatríz. Nunca más vio a su familia junta. Otra despedida. También estuvieron algunos amigos argentinos que compartieron tertulias y horas de cariño. Más despedidas.
En su famoso discurso en Punta del Este, Guevara argumentó lo que significaría para América la Alianza para el Progreso, y definió a Cuba como “una pobre cenicienta”.
El Che dijo que la Alianza para el Progreso era una versión corregida y aumentada del Plan Marshall. Durante la noche del 17 antes de reunirse con Frondizi, Guevara se juntó con el delegado de Kennedy, Richard Goodwin, en Montevideo.
Allí, el Che le regaló una caja de habanos a Goodwin que iban destinados a Kennedy. Cuando los recibió Kennedy fumó uno en el salón Oval de la Casa Blanca delante de su representante, quien lo contó en un libro de memorias titulado “Recordando América. Una voz desde los sesenta”.
Cuando se fue por segunda y última vez del país en 1953, Guevara se convirtió en un desertor del servicio militar. Por esta razón los militares lo quisieron detener el día que vino a verlo a Frondizi, aunque no le faltaran ganas de matarlo. Eso fue lo que me dijo poco antes de su fallecimiento el secretario aeronáutico, brigadier Rojas Silveira, quien primero ordenó la captura y después cuando Frondizi aclaró: “Es mi invitado”, desistieron de asesinarlo. El aviador lo siguió y fotografió hasta su salida del país.
La Armada y la Fuerza Aérea estuvieron al tanto en todo momento de los movimientos del Che Guevara en el país; el Ejército fue la fuerza que se enteró por los diarios y las radios que estaba el jefe guerrillero argentino-cubano en la Argentina.
Siete meses más tarde, el gobierno democrático fue derrocado por un golpe de Estado y entre las razones o excusas figuró la reunión reservada del presidente con Ernesto “Che” Guevara.
:EVDS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here