Debate en Diputados: »El futuro de YPF contempla la generación de puestos de trabajo»

El oficialismo busca en la Cámara de Diputados convertir en ley el acuerdo alcanzado con la petrolera española Repsol por la expropiación del 51 por ciento de las acciones de YPF.

En una sesión especial que comenzó cerca de las 12 del miércoles, y que podría extenderse hasta pasadas las 6 de este jueves, los diputados del Frente para la Victoria y aliados buscan completar el trámite parlamentario, luego de la aprobación del proyecto en el Senado el 27 de marzo pasado.

Al respecto, el sindicalista de Smata y diputado kirchnerista Oscar Romero (FPV-Buenos Aires) destacó que el acuerdo firmado con Repsol “cuenta con el acompañamiento del movimiento obrero», ya que »nos permite no sólo recuperar nuestra empresa insignia en materia energética, sino que su futuro contempla la generación de miles de puestos de trabajo en la nueva YPF”.

Romero señaló que “esta iniciativa se enmarca en el camino del autoabastecimiento energético, indispensable para que la Argentina mantenga los niveles de crecimiento de los últimos años”, al opinar sobre el proyecto que plasma el convenio firmado con Repsol.

El legislador resaltó que “las primeras inversiones en Vaca Muerta generaron más de 1500 empleos directos, estimándose en 5000 la totalidad de puestos a crear. La nueva gestión revirtió la declinación en la producción de petróleo y gas, se incrementó la inversión y el aumento de la explotación llevó a aumentar las reservas de combustible”.

En ese sentido, Romero afirmó que “desde 2012, YPF aumentó notablemente sus inversiones, revirtiendo el proceso de baja que presentaba con la gestión de Repsol la producción de petróleo y gas”.

Al defender el acuerdo, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, Roberto Feletti, sostuvo: “La miopía de la oposición y su resignación a ser Gobierno alguna vez la llevaron a no plantear ninguna discusión sobre el futuro y mentir sobre el pasado».

Por un lado, el diputado del Frente para la Victoria aseguró que “fue esta política la que permitió que Argentina tenga tres millones y medio de trabajos y exportación de industria con buenos salarios” y se preguntó: »¿Cómo la oposición puede mentir tanto? Hoy ni hablaron de las nuevas inversiones que puede atraer este acuerdo”.

LEÉR MÁS  Gabriel Mariotto en el Parlasur: "El 55 y el 76 vienen juntos"

En tanto, el economista de UNEN, Martín Lousteau, cuestionó “el precio y las condiciones” del acuerdo con Repsol por la expropiación de YPF y aseguró que de ello “se deduce que el precio (de 5.000 millones de dólares), como mínimo, no está justificado y hay severos indicios de que están sobreestimado”.

Además, en relación a la deuda que se emitirá para pagarle a la empresa española, el diputado de UNEN consideró que “no se entiende por qué se acepta que los precios de los títulos y la tasa de mercado sean las que ponen los banco internacionales”.

El diputado santacruceño Mario Metaza defendió en nombre del oficialismo la recuperación del control estatal en YPF y el acuerdo arribado entre la Casa Rosada y Repsol para compensar la expropiación de sus acciones. “El eje central del acuerdo es la recuperación del control de YPF por parte del Estado nacional con la expropiación del 51 por ciento del paquete accionario (…) Es un acuerdo amigable, de mutua voluntad entre ambas partes, donde no hubo vencedores ni vencidos”, sostuvo el presidente de la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara baja. De esta manera, dijo Metaza, “hemos logrado cerrar el círculo que se abrió cuando la presidenta (Cristina Kirchner) decidió enviar el proyecto de expropiación e intervenir la compañía” en 2012.

Por su parte, la diputada nacional Elisa Carrió (Coalición Cívica-UNEN) denunció que el acuerdo con Repsol es una “asociación ilícita entre españoles y argentinos” y apuntó que el costo de la indemnización “no lo paga este gobierno”, sino “el pueblo de la Nación”. “Este es el futuro del que habla (Roberto) Feletti”, sentenció.

“La mayor empresa de América fue entregada y vaciada con la complicidad de las autoridades argentinas”, alertó, y agregó que el pago a Repsol significa “un regalo de 5.000 millones de dólares pagados por el pueblo para que les cierre el negocio financiero a los españoles”.

LEÉR MÁS  Suarez se reunió con autoridades de Shanghai Potash

El oficialismo da por sentado que alcanzará el quórum de 129 diputados con los integrantes del bloque del FpV y de los aliados del Frente Cívico de Santiago del Estero, de Nuevo Encuentro, del Movimiento Solidario Popular, del PJ La Pampa y de una de las integrantes del Movimiento Popular Neuquino (MPN).

Además, los otros dos diputados del MPN también apoyarán el proyecto por ser una temática de especial interés para la economía neuquina y por estar referenciados con el senador Guillermo Pereyra, que en la Cámara alta, y como presidente de la comisión de Energía, llevó la voz cantante en favor del proyecto.

El oficialismo da por sentado que alcanzará el quórum de 129 diputados.
Desde el PRO anticiparon que se abstendrán al momento de la votación y subrayaron que »no será» ese espacio »el que obstaculice un acuerdo que plantea finalmente una normalización institucional y certeza contractual».

Los votos negativos vendrán de los bloques del radicalismo, Frente Amplio Progresista, UNEN, Unidad Popular y Frente de Izquierda, entre otros.

En el acuerdo firmado con Repsol, el gobierno argentino se comprometió a promulgar antes del 1 de mayo la ley votada por el Congreso, con el aval al acuerdo y la autorización para la emisión de los títulos públicos que serán destinados al pago del resarcimiento, además de los avales de garantía.

El entendimiento entre el gobierno argentino y Repsol fue el fruto final de las negociaciones encaradas a partir de fines de noviembre último, luego de que ambas partes firmaran un acuerdo previo que contó con el aval de los principales accionistas de la compañía y de los gobiernos de España y México.

El acuerdo contempla una compensación de 5.000 millones de dólares en tí­tulos públicos »por la expropiación» del 51% del capital accionario que tení­a Repsol en YPF y el compromiso de ambas partes de dar de baja los reclamos judiciales iniciados por este litigio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here