Cristina recibió el alta cardiológica y retoma sus actividades el lunes

Luego de recibir el alta cardiológica tras confirmarse ayer el buen resultado de los últimos estudios que se le practicaron el fin de semana, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner retomará sus actividades el próximo lunes 18 de noviembre, aunque aún se desconoce cómo será su nueva rutina de trabajo.

En la tarde de ayer, el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, leyó en Casa de Gobierno el último comunicado de la Fundación Favaloro. El texto informó que los controles clínicos y el holter de 48 horas realizado a la mandataria durante el fin de semana demostraron »la ausencia de arritmia significativa y un buen estado cardiovascular». El comunicado indica que, al igual que en estudios previos, se observó un bloqueo intermitente en la rama de conducción eléctrica izquierda que por el momento no interfiere con una normal frecuencia y función cardíacas. »Se encuentra de alta cardiológica y en condiciones de retomar sus actividades formales a partir del lunes 18 del corriente», leyó Scoccimarro sobre el futuro de la presidenta, pero no explicitó cómo volverá a la función. Aún no se sabe si los primeros días trabajará desde Olivos o si será conveniente que encabece los actos multitudinarios que se convirtieron en un ícono de la gestión kirchnerista.

Ahora la mandataria deberá continuar con los controles de prevención secundaria: una prueba de movimiento oscilatorio corporal y de esfuerzo pendientes. Pero hará esto luego del 9 de diciembre, cuando se cumplen 60 días de la operación por un hematoma subdural en el cráneo y se haga un nuevo control por neuroimagen previsto para evaluar el traslado aéreo. Por último, el parte médico –firmado por el doctor Facundo Manes, director del Instituto de Neurociencias, y Gerardo Bozovich, director médico– informó que »dado el retorno a un estado ambulatorio», las futuras comunicaciones sobre evaluación de salud serán emitidas por la Unidad Médica Presidencial, tal como es habitual.

El sábado, la mandataria había recibido el alta neurológica y neuroquirúrgica, al cumplirse un mes de evolución favorable luego de la intervención quirúrgica a la que fue sometida. En ese momento se explicó que el alta se había decidido porque habían sido satisfactorios los resultados obtenidos en la última neuroimagen de control que se le realizó el viernes. Además, los resultados de los estudios de laboratorio realizados fueron normales.

La mandataria había sido intervenida quirúrgicamente el 8 de octubre para evacuar un hematoma subdural crónico diagnosticado en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro. Tras la detección del hematoma, el equipo médico había recomendado a la mandataria un reposo por 30 días, pero, ante la aparición de nuevos síntomas, se optó por la intervención quirúrgica, que resultó exitosa.

Tras un mes de reposo por prescripción médica, la jefa de Estado se prepara para volver a sus tareas habituales. Se espera que el retorno de la mandataria a sus funciones sea progresivo. Como al menos durante un mes más la presidenta no podrá volar en avión, el vicepresidente Amado Boudou seguirá activo y encabezará los actos en el interior y las cumbres internacionales durante los próximos días. »Nosotros siempre dijimos lo mismo, con seriedad y responsabilidad, porque ninguno de nosotros somos médicos –salvo Juan Manzur y Alejandro Collia–, y estábamos esperando el parte, sabiendo que ella estaba haciendo toda su tarea», destacó ayer Boudou durante un acto en Florencio Varela, y confirmó el retorno para el lunes próximo. El vicepresidente, que durante estos días insistió en varias oportunidades en ser parte »del equipo de Cristina», se despidió del municipio con un saludo para la mandataria: »Desde acá le decimos, extrañándola siempre, pero con mucha fuerza, que estamos cumpliendo las instrucciones: ni un día quedó de lado la gestión, ni un día el pueblo dejó de recibir las tareas que usted nos dejó para realizar en este tiempo. Estamos muy felices de que vuelva, muy felices del alta.» »¡Fuerza Cristina!», finalizó Boudou, con la consigna que eligió para cerrar todas sus intervenciones públicas mientras estuvo a cargo de la presidencia.

Sin actividad pública al menos durante lo que resta de esta semana, la mandataria retomó en los últimos días y de a poco su agenda desde Olivos. El fin de semana ratificó la postulación de Martín Sabbatella al frente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) mediante la publicación en algunos diarios de circulación nacional del pliego con la propuesta y, de esa manera, dio el aval para que siga en su cargo por los próximos cuatro años.

Pocos días después de la operación, el gobernador Daniel Scioli anticipó que era probable que la presidenta retomara la actividad durante la reinauguración de la fábrica SIAM, pero el dato no está confirmado. Sí se sabe, porque lo admitieron ya varios ministros, que es probable que una de las primeras medidas de la mandataria sea hacer cambios en el Gabinete, algo que oxigenará al gobierno después de la elección legislativa en la que el kirchnerismo mantuvo la mayoría en el Congreso pero perdió en los distritos electorales más importantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here