Cristina envía al Congreso proyecto para modificar ley de ART

 

La Presidenta Cristina de Kirchner, resolvió el problema de la industria del juicio con los Accidentes de Trabajo, benefició con créditos blandos al sector agropecuario para la adquisición de maquinaria agrícola y estableció las retenciones móviles para la exportación de biodiesel. Ignoró las protestas, como era de esperar, y evitó todo tipo de crítica. Retó con una sonrisa al secretario Legal y Técnico, Carlos Zanini, porque estaba riéndose:»No se ría que está hablando la presidenta», le bramó entre risas. Bromeó en dos oportunidades con el secretario de Comercio cuando comentó que el sector del biodiesel fue a verlo a Moreno -»Si no me mintió», aclaró-. Presuroso, el secretario de Comercio le contestó: »Yo a usted no le miento». Cristina compartió la respuesta con los asistentes: »A usted no le miento» y reflexionó en voz alta -»Quiere decir que a otros sí»-. Lo miró y le dijo »más le vale» (que no me mienta).

Dio señales a los empresarios y trabajadores con el proyecto de ley de ART. Si bien elimina la doble vía, algo que querían los hombres de negocios, conformó al sindicalismo al establecer la actualización de los montos indemnizatorios por muerte o discapacidad dos veces por año y en función del incremento salarial. Asimismo, complació a ambos cuando autorizó la conformación de la ART Mutuas: un viejo anhelo tanto de los empresarios PYMES como de los sindicalistas.

Los principales aspectos del proyecto de Ley de ART que la jefa de Estado anticipó establecen:

• El damnificado deberá elegir entre un juicio civil o el reclamo ante la ART.

• Se actualizan semestralmente los montos en base al incremento salarial.

• Las indemnizaciones se deben cobrar a más tardar en 15 días.

• El proyecto establece que »quien opta por el pago no puede ir a los tribunales», aclaró Cristina.

• Se establece un tope a los honorarios de los abogados de la cuota litis que les corresponde. Si bien Cristina dijo en un primer momento que será del 20% al instante el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, le aclaró que este porcentaje finalmente quedó en 25%, una cifra bastante menor a la actual que se ubica entre 35% y 40%. »Aunque llegó en algunos casos al 50% », explicó la primera mandataria.

LEÉR MÁS  Alberto Fernández y el coronavirus en la Argentina: “No estoy seguro si tocamos el pico o si puede ser mayor”

• El monto establecido al primero de enero de 2010 en el caso de indemnización por muerte era de $ 180 mil y ahora pasará a $ 383 mil.

• A la suma indemnizatoria se establece que el beneficiario reciba un 20% adicional en concepto de »daño moral o lucro cesante». En el caso de indemnización por muerte los deudos perciben $ 383 mil más el 20% se alcanzan los $ 459.000.

• Se estableció un tope para las comisiones de las ART en 20% que hoy son de 35%. El propósito, explicó Cristina, es reducir las comisiones de las ART. »Estamos compensando el aumento en las alícuotas de las indemnizaciones», afirmó.

• Se redujeron las comisiones de los productores de seguros.

• Los incrementos por discapacidad también registran importantes aumentos. Para una discapacidad del 30% de un trabajador de 56 años que percibe un sueldo de $ 2.900 el aumento en el monto será del 155%.

• Se crean las ART Mutuas sin fines de lucro que al competir con las ART es esperable que haya una baja de los costos de estas empresas.

Asimismo, Cristina reconoció que es importante avanzar en una Ley de Prevención de Accidentes. También señaló la necesidad de tomar medidas para evitar la discriminación laboral que sufren las mujeres en materia laboral. Propuso que se equiparen los derechos de los hombres a las mujeres -en particular los referidos a la maternidad- para así lograr que las mujeres no tengan tantas dificultades para ser contratadas. »Sé que los empresarios me van ahorcar» por haber propuesto esto -dijo-, pero admitió que no se puede obligar por ley a contratar mujeres.

Casi 9 años llevó a que se cuente con un proyecto de Ley de ART que contemple los intereses tanto de empresarios como trabajadores. Cabe señalar que por mucho tiempo el Gobierno no arbitró los mecanismos para zanjar la cuestión de la doble vía. Finalmente en menos de un mes logró que ambas partes armonicen las posiciones. Cristina explicó que esto fue posible porque: »Muchas veces y, esto nos pasa a los argentinos, por querer resolver el todo no terminamos resolviendo las partes y muchas veces tenemos que ir sumando las partes para finalmente llegar al todo».

LEÉR MÁS  Alberto Fernández y el coronavirus en la Argentina: “No estoy seguro si tocamos el pico o si puede ser mayor”

Por otra parte, dio una señal al campo al extender el beneficio de los créditos blandos para la adquisición de cosechadoras y tractores a tasas subsidiadas con el mismo mecanismo establecido en su momento para la compra de camiones y remolques. El Estado Nacional destina unos $ 7.800 millones para estos créditos y autorizó también el leasing, una modalidad muy útil para unidades cuyos valores son muy altos como es el caso de las cosechadoras. Se podrá, asimismo, utilizar esta línea de crédito para ómnibus de media y larga distancia.

Además, dio un guiño a la industria de maquinaria agrícola y automotriz dado que estos créditos solo pueden ser aplicados para la compra de productos de industria nacional.

Luego al anunciar las retenciones móviles para la exportación de biodisel se mostró como una Presidente dispuesta a efectuar cambios: »El que no tenga la comprensión de que tenemos que ir adaptándonos constantemente no entiende lo que está pasando en el mundo. Es un mundo muy difícil y nosotros estamos dispuestos a dar el desafío de entenderlo para evitar que repercuta negativamente entre nuestros compatriotas», explicó.

Resumiendo, se vio una Cristina distendida, simpática, que estuvo más tiempo que lo habitual sacándose fotos. Ratificó que »el objetivo del Gobierno es trabajar en la misma dirección de siempre, esto es, en beneficio de la mayoría de los argentinos». Es decir, privilegiando la industria nacional y la defensa de los puestos de trabajo, dando así un mensaje claro de que se continuará con el modelo.

Este jueves en el Museo del Bicentenario el anuncio presidencial estará vinculado a viviendas a través del plan PROCREAR financiado por la ANSeS. Los destinatarios serán sectores de la clase media, un reclamo que si bien no estuvo en los carteles de los manifestantes, la imposibilidad de acceder a una vivienda de éstos sectores es una materia pendiente del Gobierno. A última hora, se comentaba que probablemente el anuncio se realice a través de la Cadena Nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here