Cristina altera el pacto de no agresión entre Bermejo y Fernández Sagasti

Los precandidatos a gobernador del PJ buscan evitar enfrentamientos mutuos. Sin embargo, hay chispazos: desde Unidad Ciudadana acusan al bermejismo de querer «robarse los votos de Cristina» y de «colgarse de la falda» de la ex presidenta. «No voy a perder un segundo en discutir la propiedad de Cristina en la provincia», reaccionó un candidato a intendente de Bermejo que antes militaba en La Cámpora.

Una chispa de discordia amenaza el pacto de no agresión entre los precandidatos a gobernador del Partido Justicialista, Alejandro Bermejo y Anabel Fernández Sagasti.

Los destellos se están notando en el inicio oficial de la campaña electoral y salen de los cuarteles de Unidad Ciudadana (UC): «Están jugando a robarse los votos de Cristina», denuncian en este sector.

La denuncia no es velada. Martín Sevilla, precandidato a intendente de la Capital por el bando de Fernández Sagasti, acaba de acusar a sus rivales internos de «oportunismo electoral». Y dice que buscan «inducir a la confusión» a los votantes.

¿Por qué? Sucede que en la lista de precandidatos a intendentes de Bermejo hay varios dirigentes kirchneristas, a pesar de que Bermejo no apuesta por Cristina como candidata presidencial, como sí lo hace explícitamente Unidad Ciudadana.

Esto ocurre fundamentalmente en el primer distrito, con tres candidatos: Guillermo Carmona (Capital), Gustavo Arenas (Guaymallén) y Martín Caín (Las Heras). Estos dirigentes militan en el sector K, pero no en La Cámpora.

El abogado Sevilla no disimula su enojo: «La opinión de Cristina es lo más importante y hay que respetar su voluntad, que es apoyar a Unidad Ciudadana. Yo respeto lo que haga cada compañero, pero el espacio de Cristina es uno solo y no hay que manipular al electorado», dijo ante la consulta de MDZ.

LEÉR MÁS  César Pelli, el arquitecto más alto del mundo

Más explícito aún, Sevilla reclama: «Que no aprovechen algunos para colgarse de la falda de Cristina». Además, les reprocha a los propios intendentes justicialistas no haber reivindicado a Cristina en Mendoza, a pesar de que Unidad Ciudadana acordó integrarse a la lista de ellos para las PASO del 28 de abril pasado.

En Unidad Ciudadana dicen que la aparición de candidatos K en el primer distrito sólo busca mejorar las posibilidades de Bermejo en una zona de la provincia en la que el maipucino perderá las PASO.

El reparto de poder imaginario de los dirigentes camporistas dice que UC ganará también en el tercer distrito, mientras que Bermejo y los intendentes son más poderosos que ellos en el segundo y el cuarto.

El maipucino y la senadora nacional K apuestan a una campaña sin ataques mutuos, que garantice en las generales el acompañamiento de todo el PJ para el que gane la candidatura a gobernador. Sin embargo, por abajo, hay municiones que no pasan desapercibidas.

Por ejemplo, un video o «meme» con declaraciones periodísticas de Bermejo que se burla de él y lo escracha por su «antiguo» apoyo a Lavagna.

En efecto, en febrero, Bermejo consideraba que Lavagna era la mejor opción presidencial. «Creo y veo en Lavagna la síntesis de todo el peronismo que está creciendo y también la unidad», decía a fines de ese mes el intendente de Maipú. Por entonces no era precandidato a gobernador y su inclinación a Lavagna directamente había desaparecido en abril, cuando cerraron las listas de candidatos provinciales.

LEÉR MÁS  Buena presencia, Teatro, drama, arte y humor

El bando de Bermejo y los intendentes ha oscilado entre opciones como Urtubey y Lavagna, pero desde el cierre de listas dice que no ha elegido aún un candidato presidencial. Es lógico: en la lista propia quedaron varios candidatos cristinistas.

En UC observan estas maniobras y las atribuyen en parte a las encuestas: «Cristina mide 30 puntos en Mendoza y Lavagna solo 8», señalan.

Además del diputado nacional Carmona, en la lista de Bermejo está el dirigente gremial Caín, quien estuvo directamente ligado a La Cámpora en las elecciones de 2017 : formó parte de su lista como candidato a diputado nacional en quinto lugar, en la grilla que lideraba Juani Jofré.

CAÍN, PRECANDIDATO A INTENDENTE DE LAS HERAS, CON BERMEJO.

Caín, ante la consulta de este diario, eludió con firmeza el debate que proponen algunas figuras de Unidad Ciudadana. «Ponernos a criticar gustos políticos nacionales de los dirigentes del peronismo no soluciona los problemas de la gente, no voy a perder un segundo en discutir la propiedad de Cristina en la provincia«, señaló el precandidato a intendente de Las Heras.

Caín enfrenta en ese departamento al veterano Guillermo Amstutz, quien es candidato de Unidad Ciudadana pero tampoco tiene un historial muy ligado a Cristina. El sindicalista del Instituto de Juegos y Casinos pretende que el debate electoral sea muy local y por eso, hoy, no le tributa ninguna devoción a Cristina: «El peronismo es muy amplio y mi posición es acompañar al candidato o candidata que tenga el mayor consenso«, asegura por estos días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here