Coronavirus: El vuelo a China en busca de insumos médicos

El Airbus 330-200 de Aerolíneas Argentinas fue acondicionado para traer 13 toneladas de material médico.

Serán viajes de más de 55 horas de vuelo con una sola escala. Varios pilotos integran la tripulación. Cargarán 13 toneladas de equipamiento para atender a enfermos de coronavirus.

Esta semana saldrá el primero de una serie de vuelos que realizará Aerolíneas Argentinas con destino a China para traer insumos sanitarios en el marco de un acuerdo que hizo el presidente Alberto Fernández con su par chino, Xi Jinping. Se trata de una operación sin precedentes: más de 55 horas de vuelo en la que los 17 tripulantes no bajarán del avión en ningún momento. Comerán, se higienizarán y dormirán arriba del Airbus 330-200, una nave de pasajeros que fue acondicionada por la empresa para traer 13 toneladas insumos en la bodega y en la cabina. “El objetivo es buscar respiradores, máscaras y trajes para que los médicos y enfermeros puedan salvar muchas vidas”, aseguró a PáginaI12 el comandante del vuelo y titular del gremio de pilotos, Pablo Biró.

El vuelo saldrá del aeropuerto de Ezeiza entre este miércoles y el viernes, cuando se termine de coordinar con la empresa de handling (servicio que se encarga de la asistencia y apoyo de los aviones cuando están en tierra) del aeropuerto de Shangai, que será el destino final. En el medio harán solamente una escala en Auckland, Nueva Zelanda, para cargar combustible.

“Nunca viví algo así porque no existe. El vuelo más largo era a Nueva Zelanda y te tenés que quedar ahí unos cuantos días para acomodarte. Este es un vuelo que no cumple con las características de un vuelo comercial. El objetivo es buscar respiradores, máscaras y trajes para que los médicos y enfermeros puedan salvar muchas vidas”, dijo el comandante del vuelo, Pablo Biró, quién también es secretario General de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA). Además de él, participarán de la operación once pilotos, cuatro mecánicos, y una despachante, la única mujer de la tripulación.

LEÉR MÁS  Anunciaron el libre ingreso a la provincia de San Juan

La particularidad de la misión hizo que hubiera que adaptar varias cosas para el viaje. En primer lugar se diseñó una ruta especial que abarcará unos 38.200 kilómetros. “Evaluamos varias rutas para hacerlo: vía Europa o África, pero finalmente decidimos elegir una ruta que conecta Argentina y Nueva Zelanda, similar a la que hacía Aerolíneas hace muchos años cuando realizaba vuelos transpolares, pero en este caso volaremos más al norte porque el avión tiene otras características, lo cual hará que la ruta sea mucho más larga”, explicó el piloto, que además comandó el primer vuelo de repatriación que realizó la aerolínea de bandera. “Como tenemos que volar cerca de aeropuertos alternativos durante la ruta, vamos pasar próximos a la Isla de Pascua, al sur de Samoa, de Fiji y de ahí iremos hacía el norte hasta llegar a Shangai”, especificó el piloto. “Somos todos pilotos voluntarios. En el briefing previo al vuelo vamos a determinar cuál es la mejor opción para turnos y relevos en base a los que les toque aterrizar y despegar. La idea es tener siempre una tripulación lo más fresca posible”, explicó Biró.

El Airbus tuvo que ser adaptado ya que no es un avión de carga, sino de pasajeros. Fuentes de Aerolíneas precisaron que “toda la parte de la cabina de pasajeros fue acondicionada con redes y mallas para poner la carga sobre los asientos, lo que aumentó en un 84 por ciento la capacidad en peso del avión”, para poder transportar las 13 toneladas de insumos médicos de China.

Uno de los contratiempos que puede llegar a tener la misión es la incautación o retención de los insumos, en el caso de tener que hacer alguna escala de emergencia, por parte de las autoridades del país en el que el avión hiciera la escala. Esto le sucedió a Brasil cuando Estados Unidos retuvo una carga proveniente desde China y también a España en una escala en Turquía. “Este vuelo está previsto y coordinado por Presidencia y Cancillería, de modo que creemos que no habrá problemas. Parte de la elección de la ruta tiene que ver con que tengamos más garantías, pero siempre puede haber alguna eventualidad, o la necesidad de hacer una escala técnica y desviarte de la ruta original”, explicaron fuentes de Aerolíneas.

LEÉR MÁS  Fernández participa en Venado Tuerto del anuncio de un acuerdo de venta de soja a China

Otra dificultad es que la tripulación tendrá que mantener la mayor distancia posible durante la carga de los insumos en Shangai. “La idea es que no bajemos, pero va a haber alguna interacción en el despacho y carga y quizás contacto con algunas autoridades, así que a la vuelta evaluaremos si es necesarios que realicemos la cuarentena, sobre todo por temas personales, porque, por ejemplo, algunos tenemos en la familia integrantes de grupos de riesgo”, indicó el piloto.

La misión se inscribe dentro del conjunto de operaciones especiales que hizo Aerolíneas desde que comenzó la crisis sanitaria. Según aseguraron fuentes de la empresa estatal, en total llevan “46 vuelos que realizamos para traer a 16 mil argentinos varados en el exterior”. En esa línea, Biró subrayó que “el gobierno está siendo referencia en el mundo y cuidando mucho a los argentinos, esta misión va en línea con eso. Siempre fue el rol de la aerolínea de bandera hacer los vuelos que los argentinos necesitan y que a las aerolíneas comerciales no les conviene. En este caso repatriar argentinos y traer insumos”.

 


Fuente: Página/12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here