Control sobre los bancos para que no alimenten el dólar negro

En una iniciativa para reducir la brecha entre las cotizaciones del dólar oficial y del negro, que se sitúa en el 40%, el Gobierno comenzó a rastrear las operaciones del mercado informal y a controlar más exhaustivamente la operatoria de los bancos.

Se sospecha que las entidades financieras alimentan las operaciones ilegales de »cuevas» y »arbolitos», donde el billete verde puede conseguirse a unos $6,44, en contraste con los $4,59 de las casas de cambio y bancos donde se aplican los controles de la AFIP.

Fuentes oficiales indicaron a BAE que los accionistas de varias entidades de capitales nacionales y extranjeros se las ingenian para hacer importantes diferencias con el dólar paralelo, en un mercado que sigue siendo marginal por lo que mueve pero que ofrece altas rentabilidades por lo volátil de las cotizaciones.

LEÉR MÁS  La emergencia alimentaria es ley y ahora debe cumplirse

El Banco Central comenzó a monitorear el cumplimiento de la orden que dio a las entidades de que destinen al menos un 5% de sus carteras a créditos para la producción. La mayoría aún no hizo operativas esas líneas.

En el Ministerio de Economía y en la AFIP ya detectaron las primeras subfacturaciones de exportaciones y sobrefacturaciones de importaciones, un operatoria que ya tiene antecedentes en la Argentina en las épocas de tipos de cambio múltiples y de controles cambiarios.

Los dólares »negros» que quedan en el medio, en el exterior, también estarían alimentando el mercado informal.

Fuentes del mercado de divisas coinciden en estimar que el dólar paralelo mueve apenas entre 10 y 20 millones de dólares diarios. Es decir, cerca del 5% de lo que se negocia en el mercado mayorista formal, que alimenta el comercio exterior legal y donde el billete cotiza $4,58, dos centavos menos que el precio al público para la venta en el minorista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here