Con un balance positivo, se cumple un mes del congelamiento de precios

»La gente se volcó masivamente a la compra de los alimentos, bebidas y productos de limpieza con valores congelados. Los precios eran buenos y eso produjo en algunos casos falta de stock. Ante esta situación los proveedores reforzaron sus entregas diariamente», indicaron a Télam en una de las principales cadenas con presencia en casi todo el país.

»Primero hubo una suerte de confusión en el público consumidor sobre cuáles eran los productos y las marcas con precios congelados, pero a medida que iban accediendo a los listados en la web del supermercado o los que se repartían en el centro de atención al cliente de cada sucursal, se iban informando puntualmente», indicaron, por su parte, en la cadena Carrefour.

»Nosotros hicimos una señalización especial en las góndolas con un copo de nieve para graficar que los productos de esos estantes tenían precios congelados», dijeron en el supermercado de origen francés.

Otras fuentes supermercadistas reconocieron que durante algunos fines de semana se produjeron quiebres de stock por la gran demanda, los que fueron recompuestos en los días siguientes.

»Tuvimos inspecciones municipales y de agrupaciones militantes en el marco de la campaña Mirar para Cuidar. En general pedían los listados en los stands de atención al cliente y luego comparaban los precios con los que había en las góndolas. No hubo denuncias sino informes sobre falta de productos que luego eran repuestos», dijeron.

Hace un mes el Gobierno acordó con la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) la implementación de listados de 500 productos de consumo básico con precios congelados a febrero último. La oferta completa está presente solamente en los hipermercados por la superficie de esos centros comerciales.

LEÉR MÁS  Anticuarentenas, noticias falsas y culto a la muerte

El resto de los formatos, más los supermercados regionales, los almacenes y los autoservicios chinos adhirieron a la propuesta de precios congelados de manera voluntaria pero no fueron inspeccionados porque sus condiciones de comercialización y su espacio físico son menores a las de los hipermercados.

En relación a este tema, la subsecretaria de Defensa del Consumidor, María Lucila ‘Pimpi’ Colombo afirmó que »no hay problemas con los 500 productos», y resaltó que cada hipermercado tiene su correspondiente lista publicada en sus páginas web, al igual que en el sitio oficial de Internet de la Subsecretaría.

Negó que haya faltantes en las góndolas, señaló que »hay cosas que si están baratas se liquidan bastante rápido» y reiteró que »no estamos teniendo problema» de abastecimiento.

En tanto, Fernando Aguirre, el vocero de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), que agrupa a las cadenas regionales, dijo a Télam que esos supermercados no están obligados a cumplir con el listado de 500 productos de precios acordados pero que se registró adhesión voluntaria.

»La adhesión es voluntaria y en muchos casos fue importante, como en el de la cámara de Rosario que junto a sus proveedores habituales conformaron un listado de 270 productos, y armaron una logística para identificar los productos, que está funcionando muy bien», describió en diálogo con Télam.

»Cada ciudad del interior tiene una manera distinta de llevar el tema pero la gran mayoría del comercio independiente armó un tipo de lista», explicó.

Señaló que »el comercio no quiere que la ventaja la tengan sólo las grandes cadenas, por eso también hacen sus propuestas».

LEÉR MÁS  Alberto Fernández: "El problema de la economía no es la cuarentena, es la pandemia”

Respecto de faltantes e incumplimiento e precios dijo que »denunicas concretas no hay. Son versiones. El mercado trabaja normalmente», expresó.

Yolanda Durán, titular de CEDEAPSA, una de las cámara que agrupa a los autoservicios chinos, tampoco está obligada al cumplimiento estricto del listado de 500 productos acordados porque las dimensiones de los locales y su distribución hace imposible que estén presentes todas las categorías ofrecidas.

, la cámara que agrupa a los distribuidores mayoristas de alimentos, bebidas y productos de higiene y tocador, proveedores de los autoservicios, dijo a Télam que »de esos 500 prouctos tenemos no más de 200».

»Lo más práctico que hacemos es publicar semanalmente en la página web de la cámara las ofertas de los distintos mayoristas y sus promociones», describió.

Al preguntársele si hubo desabastecimiento o faltantes respecto de las industrias dijo que »no hubo grandes restricciones. Hay dos o tres productos de precios administrados como el aceite y el azúcar, que siempre han tenido un stock regulado, en base a una cuotificación. Eso sigue tal cual».

»En general no hay situaciones graves de falta de productos. A veces hay problemas de entrega en la logística de las cadenas con su propio centro de distribución», expresó.

»Creo que el funcionamiento es normal y propio de un contexto comercial habitual donde probablemente algunos productos puntuales con un precio excepcional tienen una demanda excesiva», indicó Guida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here