Comienza el juicio por el escándalo de los sobornos en el Senado

Franco Mizrahi para Tiempo argentino

De no surgir un nuevo imprevisto, comenzará mañana en los tribunales de Comodoro Py el juicio por los supuestos sobornos que se habrían pagado en el Senado de la Nación, en abril de 2000, para lograr la aprobación de la Ley de Reforma Laboral. El caso popularmente conocido como »Ley Banelco» y que tiene al ex presidente de la Nación, Fernando de la Rúa, entre los principales acusados, ya se postergó en tres ocasiones.

En el juicio –cuya instancia oral se extenderá hasta los primeros meses del año que viene– se intentará demostrar el ardid mediante el cual se habría pagado la suma de 4,3 millones de pesos/dólares a un sector del bloque justicialista para apoyar la Ley de Flexibilización Laboral votada el 26 de abril de 2000. Y otros 700 mil pesos/dólares al jefe de la bancada radical, José Genoud, en su despacho del Congreso, el 27 de abril, tal como denunció el ex secretario parlamentario en el Senado, el arrepentido Mario Pontaquarto.

El funcionario arrepentido ahondó en el circuito financiero de las dádivas, al afirmar que el contenido de las valijas que repartía provenía de los fondos reservados de la Secretaría de Inteligencia (SIDE). Ante este escenario, la justicia presume que el ex mandatario del gobierno de la Alianza ordenó el pago del soborno para que la flexibilización de las condiciones laborales de los trabajadores se convirtiera en ley, una exigencia del Fondo Monetario Internacional (FMI). Por el cargo que ostentaba se cree que formó parte de la reunión en la que se organizó la maniobra ilegal. Los delitos que se le imputan son los de »cohecho» en su modalidad »activa» y malversación de fondos públicos.

LEÉR MÁS  El Presidente pondrá en marcha "rápidamente" el Consejo Económico y Social

Los mismos cargos pesan contra tres ex funcionarios radicales: el ex ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, acusado de ser el negociador de la ley en representación del Ejecutivo; el ex titular de la SIDE, Fernando De Santibañes, acusado de ser quien proveyó los fondos para el soborno; y el arrepentido Pontaquarto, quien se definió como el »valijero» de la »Banelco». Según su propio relato fue quien entregó el dinero a cada una de las partes involucradas en el pacto espurio.

También se sentarán en el banquillo de los acusados frente al Tribunal Oral en lo Federal 3 los ex senadores peronistas Alberto Tell, Augusto Alasino, Remo Costanzo y Ricardo Branda. Se los acusa de haber recibido la dádiva de parte del jefe de la bancada del PJ, Emilio Cantarero, quien por su estado de salud (sufre de Alzheimer) no presenciará el juicio. Fue declarado inimputable. Otro de los acusados era Genoud, quien se suicidó en 2008.

Para la reconstrucción de aquellas jornadas, la justicia contará con el análisis de las llamadas telefónicas de los imputados y las declaraciones de los testigos. Se estima que por tribunales desfilarán unas 350 personas para brindar su testimonio. Entre ellos sobresalen: la presidenta Cristina Fernández, quien entonces era legisladora y se opuso a la ley –como jefa de Estado puede declarar por escrito–; el ex vicepresidente Carlos »Chacho» Álvarez, quien renunció a su cargo argumentando que no podía ser parte de un gobierno salpicado por semejante escándalo; y el líder de la CGT Hugo Moyano, quien afirmó que Flamarique le había dicho: »para los senadores tengo la Banelco».

Finalmente, después de 12 años la justicia comenzará a arrojar luz sobre uno de los hechos que sembró el germen de la crisis de 2001 y del final abrupto del gobierno de De la Rúa. «

LEÉR MÁS  Posnets y pago con QR para la economía popular

Desfile de políticos por comodoro py

El juicio por los sobornos en el Senado cuenta con una lista de testigos que supera los tres centenares de personas. Entre los funcionarios y legisladores que desfilarán por el salón SUM de los tribunales de Comodoro Py, se destacan: la presidenta Cristina Fernández, entonces legisladora que se opuso a la Ley de Reforma Laboral; el ex vicepresidente Carlos »Chacho» Álvarez, el líder de la CGT Hugo Moyano; los diputados nacionales Ricardo Gil Lavedra y Elisa Carrió; el intelectual radical Rodolfo Terragno; el histórico dirigente peronista Antonio Cafiero; el diputado y asesor legal de la CGT, Héctor Recalde; el sindicalista duhaldista Luis Barrionuevo; el ex ministro del Interior menemista Carlos Corach; y hasta Eduardo Duhalde y Alberto Rodríguez Saá.

Se trata de diferentes funcionarios y legisladores, cuyo protagonismo surcó las últimas dos décadas de la política nacional. De sus declaraciones, solicitadas por el fiscal del caso, Federico Delgado, y la Oficina Anticorrupción, querellante en la causa, surgirá el contexto que se vivió sobre el final de una etapa histórica de la argentina.

Acusados

De Santibañes
El ex jefe de la SIDE está acusado de proveer los fondos para pagar los sobornos.

Alberto Flamarique
Era el ministro de Trabajo. Le imputan haber negociado la ley en nombre del Ejecutivo.

Mario Pontaquarto
Fue el repartidor del dinero, y el arrepentido que con su testimonio movilizó la causa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here