Clarín, el gran diario extranjero

En mayo del 2012, el gobierno nacional logró ganar una importante conquista: recuperar Yacimientos Petrolíferos Fiscales. Después de una maratónica sesión, la Cámara de Diputados le dio sanción definitiva al proyecto enviado por la presidente Cristina Kirchner para estatizar el 51% de las acciones de la empresa que supo ser de la administación nacional.

La ley que declara »de interés público y nacional la soberanía hidrocarburífera de la República Argentina» fue apoyada no solo por el oficialismo sino también por varios sectores de la UCR, el Frente Progresista y los llamados »peronistas disidentes». El gobierno nacional, de corte progresista, tiene un objetivo claro: recuperar empresas que el estado vendió víctima de las políticas neoliberales.

Sin embargo los medios de comunicación hegemónicos no quisieron reflejar esta situación. Priorizaron en sus tapas, en sus títulos, y en sus contenidos la visión de REPSOL, la empresa que había comprado YPF en los ’90 por un precio irrisorio abusando del vaciamiento estatal, y que además incumplió, durante su administración, sus planes de inversiones.

Se sabe que una noticia para ser tapa tiene que afectar o interesarle a una gran porción de la ciudadanía. Incluso un medio opositor como La Nacion, a través de una encuesta de Poliarquía, sostuvo en su momento que el 62% de los encuestados estaba a favor de la restatización. Entonces ¿cuál es la motivo para creer que a la opinión pública le interesa leer en una tapa los intereses de una empresa de capitales extranjeros?

LEÉR MÁS  JUBILADOS Y PENSIONADOS en los planes de Alberto Fernández

Clarín, sin embargo, abrió sus ediciones con titulares como »La Unión Europea viene al país para reclamar por YPF», »Advertencia muy dura de España por YPF»,  »El Gobierno rechaza pagar por YPF lo que pide Repsol». El multimedio defendió a ultranza los intereses de la empresa española con el fin de criticar al Estado argentino; y ahora fue por mas.

En las últimas horas se conoció que LAN Argentina perdió algunas posiciones de privilegio. La empresa chilena, producto de la venta de la aerolínea de bandera argentina, había abarcado muchos vuelos regionales. Pero en los últimos años Aerolíneas volvió al Estado y la empresa comenzó a fortalecer sus flotas, sus rutas, y a priorizar vuelos que favorezcan conectar al país entre sí y nuestras ciudades con los destinos mas buscados en el mundo.

Simplemente lo que sucedió fue que el organismo de control aeroportuario le solicitó a la empresa LAN Argentina que desaloje el hangar que ocupa en el Aeroparque Metropolitano. »LAN puede seguir operando en el país como lo hacen otras compañías que no tienen hangar en Aeroparque. Acá se tomó una medida en noviembre de 2012 y se le informó a la empresa, pero nunca se prestó al diálogo. La empresa se negó sistemáticamente a sentarse a hablar», aseguró el titular del organismo controlador, Gustavo Lipovich.

LEÉR MÁS  TODOS LOS NOMBRES DEL PRESIDENTE: el gabinete de Alberto Fernández

Pero Clarín salió con todo, incluso a instalar la idea de que el gobierno busca que la empresa se vaya del país. Este jueves 22 de agosto tituló »Echan a LAN de Aeroparque y podría dejar de volar en el interior». En tanto que »Denuncian maniobras para favorecer a Aerolíneas» fue la volanta. Pero este medio no fue el único, en la misma línea estuvo La Nacion. »Intiman a LAN a dejar a aeroparque y peligra su operación de cabotaje». De esta forma exacerban los datos y además dan por cierto algo que no ocurrió.

Pero, además, a la hora de elegir esta tapa, ¿se cuestionaron qué porcentaje de la población viaja en avión? ¿A que cantidad de la ciudadanía le importa un reordenamiento interno entre las empresas prestadoras del servicio? Preguntas que Clarín debería de hacerse cuando elige la noticia con la cual encabezar su portada. ¿O será que los intereses de la empresa privada son mas fuertes? Incluso, ¿podrá ser que le sirvan para fogonear un conflicto empresarial con el gobierno?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here