Chile: balearon a un carabinero y trataron de quemar una comisaría

 

Al menos media docena de manifestantes fueron detenidos por incidentes contra estaciones de policia entre la noche de ayer y las primeras horas de la jornada, señalaron autoridades de Carabineros.

 

En varios puntos de la capital chilena grupos de manifestantes levantaron barricadas y encendieron fogatas para interrumpir el tránsito, lo que provocó enfrentamientos con la policía que acudió a despejas las vías.

 

En la población La Pincoya, en el área norte de la ciudad, un cabo de carabineros recibió un balazo en una mano cuando, según la policía, un grupo de desconocidos abrió fuego contra los efectivos que intentaban disolver una manifestación en la populosa avenida Recoleta.

 

El cabo, identificado como Néstor Quintriqueo, permanece internado en el hospital de Carabineros, con diagnóstico reservado, dijeron las fuentes.

 

Por su parte, el ministro de Trasportes, Pedro Pablo Errázuriz, afirmó a la prensa que los colectivos se encuentran operando de manera normal, al igual que el servicio de metro.

 

El presidente Sebastián Piñera, cuya aprobación se encuentra en la cifra más baja desde asumir 17 meses atrás, ya anunció que aplicará la polémica la Ley de Seguridad del Estado para resguardar el orden y el funcionamiento de las actividades.

 

Esta norma, que tiene su origen en el régimen militar, penaliza situaciones que en el cotidiano no reviste carácter de delito como puede ser un paro de los trabajadores fiscales.

 

Por su parte, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de ese país rechazó la noche del martes el trazado propuesto por las autoridades para la marcha del próximo jueves en demanda de mejoras sociales y laborales y se retiraron abruptamente de la reunión con la Intendenta, Cecilia Pérez.

LEÉR MÁS  Manifestaciones en Mendoza con respuesta violenta de la policía. Hay 19 detenidos.

 

La CUT, que cuenta con el apoyo de varias organizaciones sindicales internacionales, ha llamado a un paro nacional para este miércoles y jueves en demanda de una reforma del sistema tributario, una nueva Constitución, un nuevo código laboral, un sistema estatal de fondos de pensiones, que actualmente son privadas, y mayores recursos para la sanidad y la educación públicas.

 

Salinas sostuvo que igualmente, el próximo jueves, a partir de las 10 hora local (13 GMT), los trabajadores marcharán desde cuatro puntos designados por la multisindical hasta el frontis de la CUT, situada a sólo unos 150 metros del Palacio de La Moneda.

 

Santiago resguardada por dos mil policías

La marcha de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) que se llevará a cabo esta jornada y el jueves en la capital chilena, en demanda de reformas laborales y sociales, estará seguida muy de cerca por dos mil policías antidisturbios.

 

El alto mando de carabineros explicó a la prensa que se esta organizando un operativo especial en la sede del Ejecutivo, las estaciones del metro, los terminales de la locomoción colectiva, aeropuertos, puertos, pasos fronterizos y varias zonas estratégicas de Santiago, donde tradicionalmente se generan disturbios.

 

El Ministerio de Energía trabaja con las compañías eléctricas en un programa de rápida reacción ante algún posible »apagón», producido por las cadenas que se lanzan a los cables de alta tensión.

LEÉR MÁS  Luego del debate, un resumen del candidato Fernández

 

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, llamó a la tranquilidad a la ciudadanía ante la posibilidad de que no haya atención de salud estos dos días, pues el Ejecutivo tiene un plan de contingencia.

 

El Gobierno chileno teme que la paralización no solo afecte severamente el funcionamiento de servicios básicos, también le preocupa que la movilización enlace con el conflicto de los estudiantes secundarios y universitarios que ya se prolonga por tres meses en demanda de una mejor educación pública.

 

Fuentes del Ejecutivo anticiparon que los dirigentes que han llamado a las movilizaciones no son representativos de la totalidad de la bases y que por el contrario, otras agrupaciones han asegurado absoluta normalidad en el transporte colectivo.

 

Por su parte, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, aseguró que el paro convocado por la Central Unitaria de Trabajadores, tendrá un costo de 400 millones de dólares.

 

El jefe de las finanzas públicas chilenas dijo que »en momentos por los que atraviesa la economía mundial donde vemos las dificultades de Europa y EE.UU., me pregunto si vale la pena perder 200 millones de dólares por día, que se pueden invertir en varios aspectos del país».

Infobae

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here