Causa Ledesma: la justicia indagó por primera vez al empresario Carlos Blaquier

Apenas 40 minutos duró la declaración de Carlos Pedro Blaquier y, aunque breve, marcó un hito en los juicios contra el Terrorismo de Estado, al sentar por primera vez en el banquillo de los acusados al poderoso presidente del Ingenio Ledesma e indagarlo por su responsabilidad en la causa Arédez y en La Noche del Apagón. Organizaciones sociales y de Derechos Humanos se movilizaron para reclamar castigo a los responsables civiles de la represión.

El empresario llegó temprano al Consejo de la Magistratura en su tercera citación a indagatoria para evitar a la prensa y a la movilización: cuando el personal de seguridad de Libertad 731 abrió el edificio, Blaquier ya esperaba para ingresar a la videoconferencia acompañado de sus hijos, su médico y su abogado, el ex juez Jorge Valerga Aráoz. Su salida, sin embargo, fue menos ordenada, cuando cerca de las 10:30 intentó esquivar a los fotógrafos cruzando un semáforo en rojo.

La videoconferencia se inició cinco minutos después de la 9, cuando lo dispuso el juez subrogante Fernando Poviña, quien realizó la indagatoria desde el Juzgado Federal Nº 2 de Jujuy. Mientras que el fiscal ad hoc Pablo Pelazzo estuvo con el imputado en la sala dispuesta por la Unidad de Derechos Humanos del Consejo de la Magistratura.

Arrancó con la lectura de la acusación, por privación ilegítima de la libertad y tormentos en la causa Arédez, que incluye el secuestro del intendente de Libertador San Martín, Luis Arédez, y el expediente »Burgos», por los 30 casos de secuestros y seis desapariciones de la Noche del Apagón.

A pesar de la gravedad de la acusación, el empresario se retiró en libertad ya que cuenta con una eximición de prisión que el juez aceptó antes de su primera citación a indagatoria. Luego de la declaración, Poviña debería decidir en los próximos diez días si lo procesa por estos hechos, una medida que puede demorarse por algunos pedidos de prueba pendientes de la defensa y la fiscalía.

LEÉR MÁS  Rossi: "Empezar a pensar el plan de vacunación nos pone muy optimistas"

Durante la audiencia, el empresario se remitió a un escrito que presentaron sus abogados y contestó con un »no» a casi todas las preguntas del fiscal Pelazzo, muchas ya probadas en la causa. Dijo no conocer al ex ministro de Economía de la dictadura, José Alfredo Martínez de Hoz, a pesar de la carta de »profunda admiración» y las fotos que lo confirman. También negó, como afirman testigos, que haya transportado en los vehículos de la empresa a gendarmes o militares e incluso se enojó cuando el fiscal ad hoc le preguntó si el color de los camiones cambiaba según su función: »Cómo voy a recordar eso si yo era el presidente de la empresa, esa no era mi función», respondió ofuscado.

»¿Recuerda haber hecho gestiones por los trabajadores de su empresa detenidos?», preguntó Pelazzo en relación a la desaparición durante la dictadura de casi todos los dirigentes gremiales de Ledesma. »No recuerdo ninguna», contestó Blaquier sin inmutarse.

Al salir de la audiencia, su abogado Valerga Aráoz aportó otra negativa sobre su defendido y aseguró: »No hay circunstancias que vinculen a Blaquier con los hechos atroces y aberrantes que ocurrieron en Jujuy.»

Una de sus pocas respuestas positivas fue en relación a la contratación del ex comandante en jefe de la Fuerza Aérea, Teodoro Adolfo Álvarez, como gerente de Relaciones Humanos. El entonces brigadier retirado fue reconocido por el testigo Hugo Condorí, único dirigente gremial que sobrevivió, como uno de los representantes en las reuniones con el sindicato y, como poseedor de las listas de empleados de Ledesma, se sospecha que podría haber participado en la señalización de quienes serían luego blanco de la represión.
Ante muchas de las preguntas Blaquier se remitió a un escrito presentado por su defensa. Allí argumenta que el tránsito de camionetas de la empresa en la Noche del Apagón de Libertador San Martín y Calilegua (entre el 20 y el 23 de julio de 1976) era normal por la temprana actividad en el Ingenio, y consideró que la participación de Ledesma en la represión es parte de un »mito» creado a partir del documental Sol de Noche, producido por Eduardo Aliverti. «

LEÉR MÁS  Comienza el retorno a Formosa de 8 mil varados en la pandemia

movilización contra la impunidad

Minutos después del inicio de la indagatoria, los primeros bombos comenzaron a escucharse en la sede del Consejo de la Magistratura. Desde las 9 empezaron a concentrarse sobre la calle Libertad familiares de las víctimas de Jujuy acompañados por la organización barrial Tupac Amaru, el Centro de Acción Popular Olga Márquez de Arédez (CAPOMA), ATE, el Comedor Los Pibes y el Partido Humanista.

»Había un directorio con nombre y apellido y móviles de la empresa Ledesma que actuaron en consecuencia», dijo en conferencia de prensa Ricardo Arédez, hijo del intendente desaparecido Luis Arédez, acompañado por Dina Cardozo, sobrina del dirigente minero desaparecido Avelino Bazán y las integrantes de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas y María Adela Antokoletz.

Desde Jujuy, la dirigente de la Tupac Amaru Milagro Sala señaló: »Jujuy dejó de ser capital de la impunidad como la definió el fiscal Jorge Auat. Lo dejó de ser en función de una permanente interpelación a los poderes públicos y en ese objetivo no se va a ceder, dado que la lucha continúa.»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here