Carta Abierta apoya una reforma constitucional que acompañe las transformaciones en la región

»Es un documento que deberían leer nuestros gobiernos», dijo Horacio González, director de la institución que se transforma en ágora cada vez que Carta Abierta hace pública su voz. »Se trata de un texto ambicioso que intenta abordar los núcleos más sugestivos del país», explicó a Tiempo Argentino el filósofo Ricardo Forster. En la nueva carta –cuya confección demoró alrededor de un mes– se define al kirchnerismo como »diferencia» por ser el movimiento que ha establecido las condiciones para un tiempo histórico inédito en la Argentina. »Hay un proyecto de matriz popular y democrático y otro que tiende a la restauración y al retroceso –definió Forster–. Aunque también hay sectores que no tienen el núcleo transformador del kirchnerismo en el mismo kirchnerismo», aclaró el filósofo.

Conscientes de que el proyecto restaurador está siempre al acecho –el golpe en Paraguay y los intentos desestabilizadores en Bolivia y Ecuador están frescos en la memoria–, los miembros de este espacio afirman en el documento: »Todo gobierno de raíz popular hoy está en riesgo y debe partir de esa premisa.» En ese contexto, Forster sostiene que »la oposición partidaria hoy está articulada con la oposición real que son los grandes medios de comunicación».

»Podemos ver que bajo el acoso de un impresionante aparato comunicacional se emplean estilos profundamente corrosivos», sostiene en su epístola el espacio de intelectuales. Y también reclama »una nueva visión crítica de los modos comunicacionales que no sólo por ideología y voluntad, sino también por su configuración tecnológica, encarnan una suerte de gobierno de las almas, donde se infunden las nociones fundamentales de miedo, el primitivismo justiciero del vengador y el pensamiento descartable y rápido, basado en golpes pulsionales que anulan toda mediación entre sociedad e instituciones».

LEÉR MÁS  Repusieron el busto de Hipólito Yrigoyen en la Casa Rosada

En este marco, se considera que los grandes medios »han decidido el esfuerzo máximo de travestismo (político). (…) Todo, con tal de atacar la diferencia, aquello que hace del kirchnerismo una instancia que se sitúa en el terreno de la decisión nueva.»

Para Carta Abierta, »una nueva derecha quiere que se olvide que lo que da fuerzas a esta experiencia contemporánea es el modo en que, desde sus comienzos, se ligó a la idea de resistencia en los ’90, a las movilizaciones sociales inaugurales del siglo XXI y a las tenaces luchas por la memoria y por los derechos (…)»

En otro pasaje, se advierte: »Lo que está en juego no es poco. Y no se trata de una oscura disputa de poder sino de la posibilidad de que lo sucedido y lo realizado no sea liquidado por los agentes de la repetición, ni conjurado por las fuerzas –múltiples y extendidas– del conservadurismo argentino, presente tanto al interior como fuera de la alianza electoral triunfante.»

LEÉR MÁS  Las autoridades sanitarias y migratorias definirán sobre el aislamiento

»¿Cómo no reconocer que Argentina necesita una nueva Constitución?», se pregunta luego en el documento. Para Carta Abierta, las reformas de las cartas magnas de la región servirían para ligar las transformaciones en curso con el andamiaje legal que rige a los respectivos países: »(…) Los pueblos y los gobiernos de Suramérica son navíos en la tormenta que asumen la responsabilidad de rediseñar las magnas normas para que coincidan con los procesos de transformación que suceden en varios países de la región viabilizando, en algunas de esas experiencias populares, la eventual continuidad democrática de liderazgos cuando estos aparecen como condición de esta inédita etapa regional», se sostiene en pleno debate sobre una posible re-reelección de Cristina Fernández de Kirchner.

En el texto también se subraya el rol activo del Estado, la inserción de miles de jóvenes en la política, así como la falta de una gran burguesía nacional y de un debate sobre la minería. «

Fuente: Infonews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here