Bolivia expulsó a la empresa Coca Cola como símbolo del fin del capitalismo y el egoísmo

Asimismo, David Choquehuanca agregó que la empresa de comidas rápidas McDonald’s se va de Bolivia por quiebra, al no poder introducirse en la cultura local.

El ministro precisó, citado por la agencia noticiosa venezolana AVN, que »el 21 de diciembre de 2012 es el fin del egoísmo, de la división. El 21 de diciembre tiene que ser el fin de la Coca Cola y el comienzo del mocochinche (refresco de durazno)».

Esta bebida de durazno se suma a la que se lanzó en abril de 2010, cuando la empresa boliviana Organización Social para la Industrialización de la Coca (Ospicoca) inició la venta masiva de su bebida energética »Coca Colla», producida con extracto de hoja de coca.

Choquehuanca, representante de la etnia aimara al igual que el presidente Evo Morales, agregó que ese día (21 de diciembre) »los planetas se alinean después de 26.000 años», pero que este fenómeno no marcará el fin del mundo, sino el »fin del odio y el comienzo del amor».

Evo Morales, en tanto, invitó además a los indígenas de varios países y políticos de países que llamó »hermanos» a acompañar a su nación en esa magna fecha, que marca el fin del calendario maya, participando en una serie de actos que se llevarán a cabo en la Isla del Sol, situada en el lago Tititcaca, compartido por Bolivia y Perú.

LEÉR MÁS  Alberto Fernández sobre Maradona: "No sé cuántas personas tienen la posibilidad de sólo darle felicidad a un pueblo"

»Es el fin del capitalismo y el comienzo del comunitarismo», enfatizó Choquehuanca, quien recalcó que hoy se vive el tiempo de la oscuridad, el individualismo y división, pero que a partir de esa fecha los indígenas han de proyectar »amor» y protagonizar una »vida armónica» con la naturaleza.

El Ejecutivo boliviano señaló que la decisión de expulsar del país a la empresa estadounidense de refrescos está basada en motivos »de salud y cultura» porque la Coca-Cola contiene sustancias perjudiciales, que se asocian a infartos cardíacos, derrames cerebrales y cáncer.

McDonald’s, por su parte, quebró en el país andino luego de 14 años de intentos de introducirse en la cultura boliviana, arraigada a la gastronomía tradicional. Por ese motivo, retirará las ocho sucursales que tiene en el país, informó el canciller.

Morales ya había planteado una especie de disputa con la compañía Coca-Cola meses atrás, cuando se publicó un libro titulado »Evadas, cien frases de Juan Evo Morales Ayma para la historia».

La referencia de Evo a la Coca-Cola está entre las frases recopiladas por el periodista Alfredo Rodríguez: »Cuando se tapa la taza del baño, ¿qué es lo que hacemos?, llamar al plomero;  sin embargo, el plomero con sus diferentes instrumentos no puede resolver eso, y nos dice, dame cinco bolivianos, ocho bolivianos, ¿para qué?, para comprar Coca-Cola».

Y continúa: »Compra la Coca-Cola y la echa a la taza del baño, pasan minutos y ya está destapada. Imagínense, ¿qué químicos tendrá la Coca-Cola?».

LEÉR MÁS  Las autoridades sanitarias y migratorias definirán sobre el aislamiento

El libro también recuerda cuando Morales aseguró que los pollos tratados con hormonas femeninas provocaban desviaciones sexuales así como calvicie entre los europeos.

Más allá de esas polémicas afirmaciones, el gobierno del presidente Morales mantiene un fuerte y prolongado enfrentamiento con Estados Unidos desde agosto del 2008, cuando acusó a la Casa Blanca de apoyar un intento separatista del oriente boliviano promovido por sectores cívicos de oposición, y expulsó a su embajador en La Paz, Philip Goldberg.

El gobierno boliviano también expulsó a la agencia estadounidense antidrogas, DEA, acusándola de inmiscuirse en asuntos internos de ese país andino.

También denunció y restringió la actividad de la Usaid, organismo de cooperación del país del norte, por financiar a los sectores de oposición.

Estados Unidos respondió con la expulsión del embajador boliviano en Washington, Gustavo Guzmán, y le quitó a La Paz beneficios arancelarios establecidos como contrapartida de la lucha contra el narcotráfico.

Sin embargo, desde el año pasado el gobierno boliviano propuso normalizar las relaciones diplomáticos con Estados Unidos en condiciones de respeto a su soberanía y de igualdad, según planteó el canciller Choquehuanca, y se creó una comisión binacional para suscribir un acuerdo marco que aún sigue empantanado. Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here