Alberto Weretilneck asumirá la gobernación de Río Negro

 

 

La Constitución de Río Negro prevé en su artículo 180 inciso 2 que “en caso de fallecimiento, destitución, renuncia o inhabilidad definitiva del gobernador, antes o después de su asunción, lo remplaza el vicegobernador hasta el término del mandato”. En consecuencia, el vicegobernador de la provincia, Alberto Weretilneck, recientemente designado vicepresidente de la conducción nacional del Frente Grande, asumirá mañana en reemplazo de Carlos Soria y completará el mandato que vence en 2015. El acto de asunción se llevará a cabo a las 18, pero antes, en horas del mediodía, se realizará una reunión de Gabinete con presencia también de legisladores e intendentes del Frente para la Victoria, para evaluar la situación y asegurar los respaldos necesarios para la nueva etapa.

 

Ayer, Weretilneck convocó a una reunión urgente para despejar “cualquier duda institucional que pueda enturbiar el inicio de la gestión”, y aseguró que continuará el proyecto iniciado por Soria.

 

“La Constitución es clara. Pero de todas formas lo de la sucesión lo conversaremos con la dirigencia del justicialismo”, sostuvo ayer, y agregó: “Hoy, lo importante es despedir a una gran persona, un amigo. Ya vendrá el tiempo de ver qué hacemos con el tema político. Esto lo charlaremos con la dirigencia del Frente para la Victoria y con el gobierno nacional si es posible.”

 

Uno de los primeros dirigentes nacionales en arribar a la provincia fue el senador Miguel Ángel Pichetto. También lo hizo el secretario General de la Presidencia Oscar Parrilli, quien participó de la ceremonia de despedida realizada en el cementerio parque de General Roca. Ambos mantuvieron informada a la presidenta Cristina Fernández sobre los detalles del caso.

 

También ayer se informó que el nuevo vicegobernador será Pedro Pesatti, un referente del PJ rionegrino.

 

El municipio de General Roca decretó un asueto administrativo para hoy y duelo hasta el viernes próximo. Además, se dispuso un duelo administrativo municipal hasta el 6 de enero, con bandera a media asta.

 

El ex gobernador de Río Negro Pablo Verani se mostró ayer “consternado” por la muerte de su “amigo de toda la vida”, Carlos Soria, y descartó que se deba llamar a elecciones en los próximos 60 días.

 

“Era una persona derecha, un buen tipo”, dijo Verani sobre el mandatario fallecido en la madrugada de ayer tras recibir un disparo en la cara en un confuso episodio que está siendo investigado por la justicia provincial.

 

Precisó también que Soria era “excesivamente apasionado. Carlos era una persona de mucho empuje. Prefería el empuje a la prudencia.” El ex mandatario descartó que la administración provincial, ahora en manos del vicegobernador Alberto Weretilneck tenga que llamar a elecciones dentro de los primeros 60 días, como indicaban las primeras versiones periodísticas.

 

“La Constitución provincial es muy clara en esto: desde el momento en que es elegido, aunque no hubiera asumido, el que debe seguir hasta el final del mandato es el vicegobernador”, dijo el ex mandatario en declaraciones televisivas. <

Tiempo Argentino

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here