El diálogo con el canciller Scholz atravesó el conflicto bélico, el agradecimiento argentino por el respaldo para llegar a un acuerdo con el FMI y el pedido alemán de avanzar en solucionar la deuda con el Club de París. Durante una entrevista con la Deutsche Welle dijo que no le preocupa su reelección porque su principal problema es «evitar que vuelva el neoliberalismo a la Argentina».

En la segunda escala de su gira europea, el presidente Alberto Fernández volvió a proponer desde Berlín a la Argentina como proveedor de alimentos y energía para una Europa sacudida por las consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania. En tanto, el canciller alemán Olaf Scholz definió a la Argentina como “un socios confiable”, en medio de un diálogo que pasó por el conflicto bélico, la propuesta argentina de abastecer a los países europeos de alimentos, petróleo y gas de Vaca Muerta y también por el agradecimiento de Fernández a Alemania por el respaldo para arribar a una acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. A eso se sumó el pedido de Scholz de avanzar en solucionar la deuda argentina con el Club de París. En la capital alemana, el presidente Fernández brindó una entrevista a la agencia Deutsche Welle (DW) donde afirmó que su reelección no era un problema porque «yo tengo un solo problema, un objetivo que lograr, y es que nunca más el neoliberalismo gobierne en Argentina, porque eso fue Macri. Mi gran adversario, mi gran enemigo es Macri», apuntó.

«Los coletazos de la guerra repercuten en todo el mundo y particularmente en América Latina y otros países en vías de desarrollo. Los precios de los alimentos han aumentado al igual que los de la energía. Esto no solo es un problema de Rusia y la OTAN, si no que afecta a todo el mundo. Es necesario un cese al fuego, que debe lograrse en un ámbito de discusión», dijo Fernández durante la conferencia de prensa protocolar que siguió al encuentro con el canciller alemán.

LEÉR MÁS  ¿Qué pasa si brindo información falsa o no participo del Censo 2022?

Scholz agradeció la postura argentina frente al conflicto bélico. «Es bueno saber que la Argentina es un socio fiable para Alemania. Ambos coincidimos en condenar la invasión de Rusia a Ucrania. Saludo la decisión del Presidente de ponerse del lado de las víctimas», remarcó el canciller durante la declaración conjunta a la prensa luego del encuentro.

«Coincidimos en condenar esta brutal agresión de Rusia», dijo Scholz, y añadió que «las gravísimas violaciones del Derecho internacional y el orden internacional no pueden ni deben quedar sin respuesta».

«Este no es un conflicto entre la OTAN y Rusia, ha trascendido esos límites y está afectando a todo el mundo», advirtió Fernández, y exhortó: «Debemos buscar caminos que cuanto antes pongan fin a esta guerra que se lleva vidas y que es inmoral después del padecimiento que el mundo ha vivido con la pandemia».

Como presidente pro témpore de de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el Presidente dijo que «la guerra es un problema de mayor y particular preocupación para mí por el modo en el que está repercutiendo negativamente en nuestro continente, donde la seguridad alimentaria y energética se ponen en riesgo».

En esa línea, y entre los ofrecimientos concretos a la región, el jefe de Estado argentino recordó que el país es hoy «un reservorio de lo que el mundo está demandando en este presente: alimentos y energía».

En materia de hidrocarburos, Fernández remarcó que la Argentina cuenta con la segunda reserva de gas no convencional: «Queremos que sirva para proveer al mundo en forma de gas licuado, y allí tenemos una gran oportunidad para trabajar junto a Alemania», afirmó, y mencionó además el desarrollo de una planta de hidrógeno verde, así como proyectos de hidrógeno azul por parte de las empresas de gas.

Las tarifas

El otro tema que persigue al Presidente durante su gira por Europa son las audiencias públicas sobre las tarifas. De hecho, integrantes de la comitiva dejaron trascender al arribar a Berlín, que el mandatario no sostendrá en el Gobierno a los funcionarios que no respeten la decisión de aumentar las tarifas energéticas (como parte del acuerdo con el FMI) y que para ello no necesita consultar a las otras vertientes que integran la coalición de Gobierno.

LEÉR MÁS  Todesca Bocco: "Argentina podría ser un proveedor estable de gas al mundo"

Por otra parte advirtieron que «van a tener que explicar por qué votaron una ley que decía que las tarifas no podían aumentar más que el coeficiente salarial y no votan unas tarifas que dicen que las tarifas no pueden aumentar más que el 80% del coeficiente. El proyecto es mejor que lo que votaron, es más favorable a la gente. Fue una ley que votó el Frente de Todos», apuntaron.

Cumbre de las Américas

Por otra parte y durante una entrevista con la agencia alemana DW, el presidente Fernández dijo que va a participar de la Cumbre de las Américas que se realizará en Los Angeles, Estados Unidos, pero advirtió que «le pido a los organizadores lo mismo que les pide (Andrés Manuel) López Obrador, que invite a todos los países de América Latina», esto es que incluyan a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Los dichos de Fernández, a diferencias del mexicano, quedan a mitad de camino porque López Obrador dijo que no asistirá a la cumbre ante la decisión norteamericana de no invitar a esos tres países: «¿Vamos a respetar la independencia de los pueblos o no; la soberanía de los pueblos o no? ¿Va a ser nada más el discurso? ¿Quiénes somos nosotros para llamar ‘matones, torturadores, represores’ a unos y no a otros? Si aquí ya nos consideramos jueces supremos, ¿Nosotros vamos a decidir sobre los demás? ¿Con qué derecho?», había dicho López Obrador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here