El Presidente señaló que va a «poner todo» su «esfuerzo para poner orden en los precios en la Argentina en un momento donde está todo desordenado» producto de la guerra en Ucrania. «Si el diálogo no funciona, no me va a temblar el pulso. Tengo que defender el ingresos de los argentinos», indicó.

El presidente Alberto Fernández consideró «imperioso» ocuparse del aumento de precios de los alimentos y afirmó que «es una situación realmente compleja».

«Creo que hay que atender cada una de esas causas. Estamos haciendo un esfuerzo atacando todas las causas, trabajando en toda la cadena de valor y formadores de precio tratando de buscar un punto de acuerdo», sostuvo el mandatario en declaraciones formuladas a El Destape Radio, en las que pidió que «cada uno asuma las responsabilidades que tiene».

Fernández afirmó que «algunos especulan y suben los precios por las dudas», y señaló que «tenemos que ir detrás de los especuladores».

«Esto es una batalla que tenemos que dar entre todos. Me cuestionan los modos porque no lo digo a los gritos, pero hago lo que hay que hacer», dijo el Presidente.

«Esto es una batalla que tenemos que dar entre todos. Me cuestionan los modos porque no lo digo a los gritos, pero hago lo que hay que hacer»

Fernández afirmó que el Gobierno «trabaja con los formadores de precios y estudia la cadena de valor» para contener la suba de los alimentos, y afirmó que el tema «debe asumirse con toda responsabilidad y firmeza».

El Presidente dijo que va a «poner todo» su «esfuerzo para poner orden en los precios en la Argentina en un momento donde está todo desordenado» producto de la guerra en Ucrania, y advirtió que «si el diálogo no funciona», no le «va a temblar el pulso» para tomar medidas.

«Hay que sentarse y ver si podemos renovar en este momento excepcional como la guerra un acuerdo entre todos a través del diálogo. Si el diálogo no funciona, no me va a temblar el pulso. Tengo que defender el ingresos de los argentinos. No es una caza de brujas de nadie», señaló.

Además, Fernández consideró que “lo peor que le puede pasar a la Argentina es volver al mismas recetas” que generaron las crisis, y afirmó que “hay sectores del Fondo Monetario Internacional (FMI) que cuestionan el acuerdo” alcanzado por el Gobierno porque afirman que “se le pide poco” al país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here