El presidente Alberto Fernández presentó el plan de infraestructura nacional «Argentina Grande» en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada y apuntó contra aquellos que “todos los días hacen lo posible para hacernos sentir que estamos en el peor de los mundos” y que “dicen que ‘al final en la política son todos iguales’”.

A ellos, indicó Fernández, “quiero decirles que no somos lo mismo, somos distintos» y  “queremos una Argentina desarrollada, inserta en el mundo con la dignidad de ser un país soberano”.

Con respecto al dólar, señaló que «Argentina no es un lugar donde los turistas compran dólares para viajar y hacen subir el dólar blue, ni tampoco es el lugar donde algunos especuladores en el CCL hacen subir el dólar y a todos nos intranquiliza. La Argentina también es esta, la que produce, la que invierte, la que trabaja, la que da empleo, la que educa, la que sana.

El presidente Alberto Fernández dijo este lunes estar «convencido» de la importancia de la obra pública, al encabezar en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada el acto de presentación del plan de obras «Argentina Grande».

El presidente admitió que hace falta un ajuste de las cuentas públicas, pero que no lo hará en detrimento de la obra pública ni de la vivienda.

LEÉR MÁS  Manzur: "El nuevo equipo de Energía es impecable y genera muchísimas expectativas"

«He dado todas las pruebas que tenía que dar para mostrarle a toda la Argentina que quería una Argentina integrada y creciente«, sostuvo el mandatario, acompañado por gobernadores de distintos sectores políticos, el ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis y el jefe de Gabinete Juan Manzur.

También destacó que un Estado «presente» no «deja en manos privadas aquello que el Estado debe hacer», al destacar el avance del empleo en la obra pública.

«La construcción ya registra cerca de 450 mil trabajadores a lo largo y ancho del país, y eso se distribuye por partes iguales: la mitad para el sector privado y la mitad para el público», remarcó el mandatario desde la Casa Rosada.

El presidente sostuvo que «los mismos que nos causaron la depresión», por la situación del país y la irrupción de la pandemia, «vienen a contarnos lo deprimidos que estamos».

En cuanto a las obras públicas en marcha en el país, Alberto Fernández dijo: «Hoy tenemos 5000 obras en ejecución, 979 proyectos que se llevan adelante en más de 1500 municipios. Además, estamos lanzando el inicio de 120 grandes obras para el desarrollo de la Argentina, que cuesta 837.000 millones de pesos. Eso demuestra que para nosotros es una inversión que hace bien a la vida de la gente: trasladarse de modo más seguro, comunicar mejor a la Argentina, que los que producen saquen más fácilmente la producción. Eso permite integrar a la Argentina, que deje de tener mundos centrales y periféricos y que la Argentina sea una, donde todos tengan las mismas posibilidades».

LEÉR MÁS  El Renaper anunció la digitalización de 20 trámites de certificaciones

«Hemos llegado hasta aquí para que Argentina recupere la producción, el trabajo, la dignidad, la educación pública, la salud pública. No hemos llegado para postergar nada de eso. Y aunque algunos nos desalienten y todos los días traten de tirar abajo el ánimo ciudadanos, vamos a demostrar de este modo en quién pensamos nosotros y en quiénes piensan los otros.Nosotros no hacemos negocio para nuestros amigos, ellos lo hacen. Queremos que todos vivan dignamente. Esa es la gran diferencia», señaló. Y agregó que «si no hubiéramos sido distintos hubiera seguido el consejo del que me decía ‘deja que en la pandemia se mueran los que se tengan que morir’. Ante eso preferimos construir hospitales, poner camas, respiradores, para que nadie en la Argentina careciera de la atención médica necesaria».

«Queremos una Argentina desarrollada e inserta en el mundo con la dignidad de ser un país soberano», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here