Alberto Fernández: “El tema de la carne se desmadró”

“No podemos ver cómo crece el precio de la carne sin ningún justificativo”, dijo Alberto Fernández.. Imagen: Carolina Camps

El jefe de Estado explicó que el problema surgió cuando el gobierno de Macri impulsó una “total apertura al sector” debido a las compras de China. Dijo que hay que “poner orden en el Mercado de Liniers” y no descartó la aplicación de cupos para abastecer el mercado interno o un aumento en las retenciones.

«No podemos seguir viendo cómo (el precio de) la carne crece sin ningún justificativo, (necesitamos) poner en orden el mercado interno», expresó el presidente de la Nación, Alberto Fernández, al referirse a las medidas adoptadas, más las que están en estudio, suspendiendo las exportaciones de carnes y anticipando otras que buscan regular la oferta para evitar que el precio interno «se siga desmadrando».

«Ayer le «Hay una actitud por parte del empresariado que es realmente incomprensible» en relación al aumento de los precios, consideró. «Yo lo digo una, dos, tres veces pero es como que la prédica cae en saco roto», dijo el Presidente, quien agregó: «La mejor solución que me ofrecen es que el Estado cobre menos impuestos». Alberto Fernández puntualizó que la decisión de suspender la exportación de carnes se debió a que hubo un “desmadre” producto de la “total apertura” al sector durante el gobierno anterior. No descartó la posibilidad de establecer cupos para abastecer el mercado interno o aumentar las retenciones en caso de que la suspensión a las ventas al exterior no funcione.

Al referirse al encuentro que mantuvo con representantes de la industria frigorífica exportadora, el lunes por la noche, contó que «les expliqué que se desmadró claramente la situación. Fue una reunión muy correcta, en buen tono, ellos entienden el problema, pero no les gusta la solución, pero les pedí que ayuden a poner en orden el mercado interno para luego volver a abrir», dijo el Presidente en diálogo con Radio 10, sobre la decisión de suspender por 30 días la exportación de carne vacuna.

Subrayó que durante el gobierno de Mauricio Macri «se le dio una apertura total al sector, pero no aumentaron la cantidad de animales faenados, ni de cabezas de ganado y cada vez es menor el peso del novillo que se faena, lo único que aumentó fue el precio de la carnes que pasó de alrededor de 250 pesos a 850″.Y agregó: «Esto quiere decir que no es verdad que la apertura favorezca al mercado, favorece solo a los más poderoso».

En ese sentido explicó que «hubo un boom con China como demandante de carne, hoy el 75% de la carne que se exporta va a China, y eso genera tensión en los precios internos y eso ya no se aguanta más. No podemos seguir viendo como el precio de la carne sube y el baja el consumo». «Hay una actitud por parte del empresariado que es realmente incomprensible» en relación al aumento de los precios, consideró el Presidente.

Aseguró que es necesario regular el mercado de Liniers donde ahora no solo van a comprar quienes venden en las carnicerías sino que aparecieron intermediarios para exportar a China, lo cual «hizo que el precio internacional se metiera en Liniers». «Una de las opciones que me plantearon los productores es que se permita la exportación solo a aquellos que venían exportando y no a estos intermediarios que antes exportaban camisas y ahora vieron el negocio en la carne», explicó. «Tenemos que poner orden en quién compra en el mercado de Liniers. Que ayuden a poner orden y volvemos a abrir la exportación», sentenció.

Exportaciones a China

Según el mandatario, “el tema de la carne se desmadró” luego de que el gobierno de Mauricio Macri decidió darle una “total apertura al sector” tras “el boom de China” como uno de los grandes compradores de carne argentina.

“Ha sido una gran tentación la aparición de China comprando carne porque pagan precios muy altos y para todos se vuelve una oportunidad única”, pero lo cierto es que esto no implicó un incremento en la cantidad de toneladas faenadas ni cabezas ofrecidas al mercado, advirtió.

“El 75 por ciento del 80 que se exporta va a China. El precio internacional subió tanto por la demanda grande, empezó a competir con el precio interno”, explicó.

El «desmadre»

La clave del “desmadre”, recalcó Alberto Fernández, estuvo en la decisión del gobierno macrista de “darle una total apertura al sector”. Desde entonces, ejemplificó, “cada vez es menor el peso del novillo que se faena”.

“El stock ganadero que dejó Cristina (Kirchner) en 2015 fue de 51 millones de toneladas. Vino Macri, sacó las retenciones, abrió las exportaciones y ¿a cuánto creció el stock? El 4,9 por ciento. Abrieron todo para nada”, argumentó.

Por otra parte, relativizó que el problema del incremento de la carne tenga como epicentro los valores que las cadenas de supermercados ponen al público. “Las cadenas de supermercados solo representan entre el 25 y 30 por ciento de lo que se vende de carne, es un número muy bajo para decir que ahí está la solución. Los precios que pusimos ellos los respetaron. El problema no está tan ahí”, dijo al respecto.

«Crece el precio y baja el consumo»

Fernández afirmó que desde el Gobierno “no podemos ver como crece el precio de la carne sin ningún justificativo. Lo más llamativo es que crece el precio y baja el consumo. No es que el precio no sube porque la demanda crece, y hay menos carne para repartir. No. La demanda baja y crecen los precios sin parar”.

Por eso, continuó, a este problema “lo tenemos que corregir”. Una de las medidas que se tomarán será “poner orden en el Mercado de Liniers”, porque algunos exportadores compran allí carnes para vender al exterior. “No es posible que ahí se venda carne para exportación” porque “prevalece ese precio que es alto” y “tergiversa todos los precios del mercado interno”, aclaró.

Retenciones y cupos

El mandatario sostuvo que en caso de que la suspensión a las exportaciones no funcione, el gobierno podría analizar la posibilidad de elevar las retenciones. “Es una alternativa que podemos analizar, pero primero hay que ver si (la solución) por la diferencia de precios es suficiente”, dijo cuando fue consultado al respecto.

Lo que también está en carpeta es la posibilidad de “poner cupos para abastecer el mercado interno”, que es una salida “que los mismos exportadores me plantearon”, puntualizó el presidente.

 


Fuente: Página|12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here