Alberto Fernández acompaña a Anabel Fernández Sagasti

Alberto Fernández en Mendoza dió una conferencia de prensa junto con la candidata mendocina a gobernadora, Anabel Fernández Sagasti. Allí el ex jefe de Gabinete dijo que “no se sabe qué va a dejar Macri” y que “estamos condicionados por la deuda” con el FMI.

“Estamos en un momento de retracción y tenemos compromisos que pagar, eso condiciona el desarrollo tanto de la economía nacional y como de las economías regionales”, manifestó Fernández.

A su juicio, “hay que volver a prender el consumo y la actividad industrial” que, recordó, cae 5 puntos promedio por mes. “Si no lo hacemos, vamos a seguir con problemas de pobreza y desempleo, y encima promueven, en campaña, acuerdos internacionales con fines nocivos”, como el eventual tratado de libre comercio con Estados Unidos.

Fernández agregó que “el gobierno nacional no es un gobierno federal”, y recordó que la administración nacional “nació de las entrañas de la ciudad de Buenos Aires, acostumbrada a su riqueza y cree que el país termina en la General Paz”.

En otro orden, definió como “error” el Memorándum con Irán. “Todavía estamos en deuda como país con las víctimas del atentado horrible” contra la AMIA, ocurrido en 1994. “El pacto no fue una buena idea”, subrayó.

Consultado sobre la situación de las universidades, dijo que “a diferencia del actual presidente tuve la suerte de caer en la educación pública” y expresó que cree “firmemente” en ella, «sin desmedro de la educación privada”. Dijo estar “empecinado” en tener una educación pública de excelencia porque “las sociedades más ricas son las que más educan”. Además, recordó que “uno de cada dos niños está bajo la línea de pobreza, y así hay muchas posibilidades de quedar fuera del sistema educativo”.

LEÉR MÁS  Comprueban la corrupción de un fiscal en el caso de espías extorsivos

Fernández también fue consultado sobre la gestión del gobernador Alfredo Cornejo, quien además preside el Comité Nacional de la UCR. “Lo respeto, lo conozco de hace varios años. Mendoza mereció tener más suerte de que tuvo en estos años”. Afirmó que “hubiera sido bueno que no se endeudara tanto: deja una provincia más ordenada en las cuentas públicas, pero se endeudó por acompañar a Macri”.

Más adelante añadió que “Mendoza merece un presidente que se preocupe por la provincia” y estimó que “como jefe de Gabinete comprendí que este es un país unitario que posterga a las provincias”.

En cuanto a la Corte Suprema, negó que pueda haber cambios en su composición si accede a la primera magistratura. “Les tengo gran consideración a sus miembros, aun a los que nombró Macri”. Negó que la Corte sea “un problema” y que “no hay fallos que merezcan un cuestionamiento”.

Sobre las críticas del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, a los gremios aeronáuticos, dijo que el funcionario “debería hacer una autocrítica y revisar lo que hicieron”, dado que “desguazaron Aerolíneas y regalaron rutas aéreas en beneficio de Avianca y Flybondi, proyectos que los deberían avergonzar a él y a Macri”. Recordó que los trabajadores de Aerolíneas “reclaman que haya conectividad en el país” y manifestó que “Flybondi y Avianca no se preocupan por llegar a Catamarca, sino a los centros turísticos”.

LEÉR MÁS  ¿Servicio? ¿Cívico? ¿Voluntario?

El precandidato también habló de la situación de Venezuela. Si bien adelantó que no opinaría acerca de las declaraciones de Macri al respecto («no hablo para que me escuche Trump”), reconoció que «en Venezuela hay un problema en cuanto a la calidad institucional y hay que prestarle atención”. Al mismo tiempo criticó, sin nombrarlo, al autoproclamado presidente Juan Guaidó. “Me pregunto qué hubiera pasado si los chalecos amarillos hubieran designado en Francia un presidente en lugar de Macron”.

Recordó que Cristina Kirchner dijo en 2017 que en la nación caribeña “estaba en peligro el estado de derecho” y llamó a mantener la doctrina latinoamericana de no intervención, tal como sostienen Uruguay y México.

Finalmente, se explayó sobre los medios y las fake news. “Si los medios fueran tan determinantes, Cristina no podría representar lo que representa”. Afirmó que “el blindaje (a la actual gestión) existe”, pero advirtió que “los que van al supermercado saben quién miente”.

Fernández aseguró que “la verdad siempre vence a la mentira aunque tarde un poco más” y que la población “está advertida de las mentiras en las redes”. Por último dijo que “los escraches en las redes no son buenas prácticas”. «La verdad la tenemos nosotros, ellos tienen un doctorado en mentiras”. “No se puede engañar a todos todo el tiempo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here