18F, la marcha de la oposición

Por Fabián G. Tigur

La intencionalidad ni siquiera se esconde, casi la totalidad de los dirigentes políticos, sindicales, empresariales y de medios de comunicación se han expresado en la necesidad de participar y de que la gente participe de la marcha que contiene la consigna oficial del esclarecimiento de la causa Nisman, pero que escondería un oscuro objetivo político, la proscripción del kirchnerismo.

La operación Nisman apuntaría a diferentes objetivos políticos, el primero de ellos sería proscribir a la Presidenta de la Nación en lo que respecta a su participación activa en las próximas elecciones a sabiendas que continúa siendo la dirigente con mayor aceptación en la consideración pública; el segundo sería el de imponer un candidato “potable” para el stablishment económico y a la Embajada de EEUU de manera que garantice volver a las relaciones carnales con el país del norte, dicho en otras palabras la vuelta a las políticas económicas de los años 90 y el tercer objetivo, a largo plazo proscribir al kirchnerismo, literalmente “Borrar de la memoria popular esta etapa política argentina”, como sostienen algunos de los autores intelectuales de las distintas movidas en contra del gobierno.

LEÉR MÁS  DENUNCIA de un exsenador por presiones del gobierno de Macri en la causa AMIA

Quienes están detrás del 18f

Detrás de esta movida que encabezan un grupo de fiscales se encontraría una poderosa convergencia de grupos económicos y mediáticos que tienen el claro objetivo de recuperar el poder que contaban durante la época del “Menemato” y que han perdieron en esta etapa kirchnerista. Sectores latifundistas del campo argentino, grandes empresas multinacionales con socios nacionales, grandes bancos y grandes grupos mediáticos estarían detrás de esta medida destituyente y cuentan con la aceptación sumisa de mayoría de la dirigencia opositora, que por otra parte se han manifestado a favor de la marcha.

La idea de esta operación es la de cambiar la agenda política que en los últimos meses estaba cargada de presentación de obras por parte del gobierno, como son la de renovación de trenes en todas las líneas ferroviarias del país, la puesta en marcha de Atucha ll , entre otras que semana a semana se llevan adelante en el país.

LEÉR MÁS  DENUNCIA de un exsenador por presiones del gobierno de Macri en la causa AMIA

En síntesis, el año 2015 será muy duro para el pueblo argentino en lo que respecta a dilucidar la realidad su futuro, porque se tratará de un año plagado de denuncias, políticas sucias y todo tipo de movidas para evitar el debate central: ¿Qué modelo de país queremos para el futuro?, Continuar con el actual modelo económico o volver al modelo neoliberal que imperó en los años 90.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here