TLC Mercosur Egipto, más político que comercial

El tratado de libre comercio firmado por el Mercosur y Egipto tiene más significado político que peso comercial para el mayor bloque suramericano, que así refuerza sus lazos con el mundo árabe.

El acuerdo, que fue suscrito por el ministro de Comercio de Egipto, Rachid Mohamed Rachid, y el canciller argentino, Héctor Timerman, en el marco de la cumbre del Mercosur que se celebra en la norteña ciudad argentina de San Juan, prevé la liberación gradual de los intercambios en un pazo de diez años.

Ambas partes destacaron las oportunidades de complementación y negocios que abrirá este acuerdo, aunque su alcance podría ser más político-estratégico que comercial.

»Es trascendente que se trate de un tratado de libre comercio y no de un simple acuerdo de preferencias arancelarias, pero en verdad, por el volumen de los intercambios entre el Mercosur y Egipto, el impacto comercial del tratado es acotado», dijo el analista Mauricio Claverí, de la consultora Abeceb.

El comercio bilateral totalizó el año pasado 2.268,8 millones de dólares, apenas el 0,43 por ciento del total del intercambio global del bloque suramericano con todo el mundo, que en 2009 ascendió a 523.324 millones de dólares.

Para Claverí el acuerdo tiene, más bien, un significado político porque »desde la firma del tratado de libre comercio con Israel (2007), el Mercosur buscaba firmar un acuerdo con un país de la órbita árabe para compensar».

LEÉR MÁS  Palabras de Rita Segato sobre los femicidios y otros temas que emergen

De hecho, el bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay negocia desde 2006 un acuerdo de preferencias arancelarias con el Consejo de Cooperación del Golfo (Arabia Saudí, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Qatar y Omán).

Además tiene negociaciones abiertas con Jordania y Turquía y planea iniciarlas con Palestina.

Para el economista Pablo Tigani, de la consultora Hacer, es »importante que el Mercosur entienda la relevancia se sellar alianzas estratégicas con países estratégicos».

»Entre los países africanos, Egipto es importante por su peso político e histórico. Además, tiene importantes reservas de petróleo y gas», dijo a Efe el experto, para quien los suramericanos tendrán ahora oportunidades »interesantes» en los sectores agrícola, de construcción y turismo.

Dado que Egipto es un importante comprador de alimentos, el acuerdo tiene particulares implicaciones para el bloque suramericano, cuyos socios están entre los mayores productores y exportadores mundiales de productos agropecuarios.

Las principales ventas del Mercosur a Egipto son de soja y derivados, carnes y azúcar, mientras que las importaciones se concentran en combustibles, productos químicos y algunas manufacturas como textiles y cueros.

El año pasado las exportaciones de los suramericanos hacia Egipto totalizaron 2.109,6 millones de dólares, con una bajada interanual del 16,8 por ciento, mientras que sus importaciones fueron por 159,2 millones de dólares, con una caída del 55 por ciento respecto de 2008.

LEÉR MÁS  Palabras de Rita Segato sobre los femicidios y otros temas que emergen

El grueso del comercio entre Egipto y el mayor bloque suramericano corresponde a intercambios con Brasil que, según cifras oficiales, en 2009 exportó al país africano por 1.443,9 millones de dólares, con un alza interanual del 2,51 por ciento, e importó por 87,7 millones de dólares, con una caída del 59,75 por ciento respecto a 2008.

Por su parte, Argentina exportó el año pasado a Egipto por 603 millones de dólares, con una caída interanual del 44 por ciento, e importó productos por 53,2 millones de dólares, un 58 por ciento menos que en 2008.

Sin embargo, según fuentes oficiales argentinas, en lo que va de este año los intercambios se han recuperado y podrían cerrar el ejercicio con un récord histórico.

En tanto, Uruguay exportó en 2009 a Egipto por 43,9 millones de dólares, con un alza interanual del 40,2 por ciento, mientras que sus importaciones crecieron un 68,2 por ciento y llegaron a los 18 millones de dólares.

Paraguay exportó el año pasado a Egipto por 18,8 millones de dólares, con una bajada interanual del 11,3 por ciento, mientras que importó por sólo 390.000 dólares, con una subida del 57,8 por ciento respecto a 2008.

fuente: PonteAlDia.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here