Que los tiempos de antes fueron mejores! Es un fraude

 

Primero, y principal, que la afirmación es muy general porque: ¿de que época pasada hablamos?, ¿ De una década, dos, una generación o un siglo?.

Para ejemplo sirve un botón, o varios…

Podemos remitirnos a 30 años atrás, aproximadamente, cuando nuestro país ingresaba en la mas dura y sangrienta dictadura cívico-militar, de nuestro país y de la región, donde poco podemos agregar, dado que pasadas 3 décadas todavía se siguen conociendo hechos aberrantes, pero algo podemos sumar y que poco se habla: Cuando la dictadura de Videla y asociados tomó el poder, el país debía alrededor de 6.000 millones de dólares, en concepto de deuda externa. Luego de 6 años de gobierno militar la deuda se multiplicó 7 veces, Raul Alfonsín tuvo que hacerse cargo de 42.000 millones de dólares. Como si fuera poco, casi sin inversiones, con cierres de ramales ferroviarios por negociados con empresas de transporte de camiones y venta de neumáticos, o el cierre de Fabricaciones Militares en Córdoba, donde se fabricaba el Rastrojero, etc.

En el ámbito deportivo, el Mundial ´78 se vio empañado por dos hechos:

– El primero, cuando el mundo y el país conocieron por primera vez las violaciones a los derechos humanos.

– El segundo en el partido que Argentina triunfo 6 a 0 a Perú y pudo acceder a las finales del Mundial, hasta el día de hoy se encuentra cuestionado de arreglos.

Por lo expuesto, y por muchas cosas más, parece ser que cuando se afirma que lo de antes era mejor, no se trataba de 30 años atrás, por lo tanto podemos seguir buscando en el pasado.

Mediados de siglo 20

– La época que ocupa los años entre 1930 y ´40 es conocida como la década infame, una de las más vergonzosas de la historia política, social y empresarial del país, los niveles de corrupción y negociados entre los distintos poderes de la sociedad son públicamente conocidos (nada distinta a la época de Menem).

– El martes 23 de julio de 1935, se produjo un trágico hecho en el propio recinto del Senado de la Nación, que conformara uno de los episodios más dramáticos de la historia política argentina, que por sus características, quedó como un símbolo de la intolerancia y del precio que pueden pagar quienes se oponen a determinados intereses económicos.

El senador electo por Santa Fe en representación del Partido Demócrata Progresista, Dr. ENZO BORDABEHERE fue alcanzado por tres balazos disparados por la espalda, mientras trataba de proteger al Dr. Lisandro de la Torre de un intento de agresión por parte del Ministro de Agricultura Luis Duhau, cuándo fustigaba con un discurso muy vehemente la política entreguista y corrupta del Poder Ejecutivo, referente al convenio con Gran Bretaña por negociados con la comercialización de las carnes.

– Cuando Juan Domingo Perón ingresa al poder, las mujeres no votaban, la legislación de la época no les permitía ese derecho ciudadano, que luego, durante su gobierno fue revertido.

– En la misma época, en el ámbito laboral, no se respetaban los derechos del trabajador, en cuanto a estabilidad, aguinaldo, vacaciones entre otras cosas.

Por estos 3 ejemplos y muchos mas, podemos inferir que tampoco se refieren a esta época, por lo tanto, deberemos seguir buscando en el pasado.

– Cuando Irigoyen asume el primer mandato, en 1916, no existía políticas de tipos sociales, el aplicó la obligatoriedad del descanso dominical.

– Para evitar el gran nivel de corrupción y saqueo de recursos naturales, Irigoyen decidió que la petrolera estatal YPF interviniera en el mercado petrolero para fijar el precio y romper los trusts. 37 días después, el 6 de septiembre de 1930, fue depuesto por el primer golpe de estado de la época constitucional. Varios historiadores han vinculado, al menos parcialmente, el golpe militar con la decisión de YPF. En el curso del golpe de estado, turbas de manifestantes ingresaron a la casa de Yrigoyen para saquearla.

Estos ejemplos, marcan claramente, que esta época tampoco era la mejor, la corruptela de los gobiernos conservadores, negociados con grandes empresarios petroleros y del campo eran moneda corriente. Para agregar, podemos decir que las elecciones no eran secretas, los ciudadanos debían votar frente a los fiscales de los partidos que los presionaban de distintas maneras, en algunos casos, con armas en la mano.

Y de la seguridad de antaño?

En el tema de seguridad, podemos recorrer muchos escritos de las distintas épocas para observar que también existía inseguridad, a saber:

– Muchos de los sectores del arrabal porteño eran zonas de alto riesgo en horas de la noche, lugares donde los “guapos reinaban con cuchillo en la cintura”. Hoy visto como algo cultural, que lo era, ayer pura inseguridad.

– Los boliches de barrios de los distintos poblados del interior no eran distintos, allí las cosas se definían a muerte, de esto mucho se puede encontrar en narraciones de escritores diversos.

– La época de elecciones en el pasado no tenía nada que ver con la actualidad, eran mucho mas violentas, y cuanto mas nos volvemos en la historia, mas encontraremos al respecto. En la época en que las mujeres no votaban, esos días prácticamente no podían salir a la calle, sobre todo si eran pobres.

Como se inseguridad se habla con demagogia en la lengua y nada de seriedad, poco se puede asegurar del avance porcentual de la misma, teniendo en cuenta variables como: Crecimiento demográfico, complejización de la sociedad y marginalidad extrema. Mas bien se buscan chivos expiatorios, se atacan los efectos y no las causas.

Épocas eran la de los próceres


Y, de nuestros próceres, que podemos decir?, eran todos buenos y de sanos pensamientos o estaban envueltos en normales luchas de poder?

Para dar respuesta a esto podemos investigar la muerte anunciada de Mariano Moreno en altamar, las luchas de poder en los primeros gobiernos “patrios”, los que pensaban en negociar con Inglaterra o seguir con España.

Los escollos o “palos en la rueda”, que tuvo que sortear San Martín para su gesta libertadora.

El genocidio llevado adelante por Julio Argentino Roca, para arrebatarle tierras a los caciques naturales y repartirlo entre la creciente oligarquía nacional, etc, etc, etc.

El porqué de la afirmación

Entonces, porque tenemos la costumbre de prendernos en esta afirmación: indudablemente que encierra una actitud de soberbia e intolerancia generacional: En otras palabras estamos diciendo que: “nosotros fuimos mejores que ustedes” o, que es peor “yo fui mejor que vos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here