Paritarias: Gobierno Vs gremios, ¿Quién tiene la razón?

No es una decisión simple, sobre todo si tenemos en cuenta que cada punto de porcentaje que se larga a discusión significa dinero. Dinero que deberán abonar los sectores patronales y el Estado, y dinero que llegará a los bolsillos de los trabajadores. Por otra parte es un elemento que puede terminar motorizando aun más la economía del país o, en caso de pasarse puede desembocar, tarde o temprano, en malas experiencias por las que ya hemos pasado en otras épocas.

 

En este marco, podemos decir que el gobernador solicitó, al igual que las autoridades nacionales, mantenerse en un margen acercado al 18%, mientras que los gremios solicitan comenzar a dialogar con un 25% como partida. Fiel a su estilo, Raquel Blas levantó banderas apocalípticas y habló del 35%.

 

¿Cuál es la postura que más protege a los trabajadores?

Que los dirigentes gremiales pidan más de lo que ofrece el gobierno o las patronales es parte del folclore que enmarca estos momentos, pero lo complicado es arrimar las partes, sobre todo si esto significa lograr el punto de equilibrio. Un punto que signifique un aumento respetable para el sector, pero por otra parte que asegure la continuidad positiva de la economía Nacional y provincial.

 

En este marco, y sumándole el difícil contexto internacional, es que requiere de dirigentes serios, maduros y coherentes que lleguen a la mejor decisión, aunque siempre habrá conformes y disconformes. Para ello arrimamos algunos datos objetivos que, seguramente serán parte del debate:

 

1 – La inflación o movimientos de precios, es el tema que más motiva a los dirigentes gremiales para solicitar los aumentos. En este marco podemos decir que, según los datos oficiales de INDEC la inflación durante 2011 no superó el 10%. Según un estudio realizado por la oposición los guarismos ascienden a un 25% en el pasado año. La sensación que le queda al ciudadano común es que la inflación es mayor al 10%, pero al momento de justificar los resultados brindados es el INDEC el que cuenta con herramientas más completas para argumentar los suyos. La oposición nunca explicó los parámetros que utiliza. Lo más seguro es que no sea ni el 10%, pero tampoco el 25%, se deberá indagar en un término medio.

LEÉR MÁS  ¿Cómo gestionar la cultura en cuarentena? por León Repetur

 

2- De acuerdo a las últimas elecciones, y por amplia mayoría la gente le dio el apoyo al oficialismo, sobre todo por el desempeño en el aspecto económico. Hasta la misma oposición admitió esta realidad, dado que muchos dirigentes aseguraron que “La gente voto con el bolsillo”, o “la gente voto por interés” porque les iba bien económicamente.

 

3- El contexto internacional apoya la solicitud oficial de no demandar mucho. Actualmente el mundo se debate entre despidos, recortes, ajustes y otros términos que eran muy comunes en el pasado reciente de nuestro país y de nuestra provincia. Esto llama a la cordura, porque un panorama internacional tan inestable puede significar algún tipo de efecto sobre todo en nuestras economías.

 

¿Hay tanta diferencia entre gobierno y trabajadores?

LEÉR MÁS  ¿Cómo gestionar la cultura en cuarentena? por León Repetur

Algunos dirigentes gremiales, como el caso de la mediática Raquel Blas o el “Momo” Venegas, salieron con los tapones de punta en contra del gobierno, pero la pregunta que cabe es si los trabajadores tienen tanta diferencia con el gobierno.

 

La última medición, y que no admite ningún tipo de discusión, le sonríe al gobierno. Hablamos de las elecciones. Tanto el aplastante triunfo a nivel nacional, como el claro triunfo a nivel provincial, dejan en evidencia esta realidad, y también las altisonantes declaraciones de algunos dirigentes gremiales que manifiestan cosas que no se asientan en realidades palpables.

 

Si a esto le sumamos que el triunfo del oficialismo fue mayor en departamentos y barrios humildes donde habitan mayormente trabajadores limita mucho las expresiones de algunos dirigentes que levantan banderas que muy pocos apoyan.

 

Conclusión

Una vez aclarado este panorama, podemos decir que es el momento de una dirigencia con altura que va a estar en la mira de todos, y que va a requerir, como decíamos al principio de este trabajo de la mayor madurez, porque la realidad de un país y de una provincia depende de todos los sectores que la integran.

 

Desde mi parte, y como trabajador, solicito el mayor aumento posible, pero no a cualquier costo, soy de los que piensa que hay que cuidar lo logrado estos últimos años.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here