Mendoza necesita el Ente Autárquico Fiesta de la Vendimia

Mendoza necesita el Ente Autárquico Fiesta de la Vendimia

por León Repetur*

Todos los años, al promediar el invierno y acercarse el verano, en los despachos oficiales de cultura, de turismo y otros, comienza el “suplicio”:

– Se nos viene la Fiesta de la Vendimia. Hay que meterle con los concursos. Este año la negociación con artistas y bailarines va a estar compleja. ¿Habrá presupuesto? ¿Qué hacemos con los gauchos? ¿Y con la Iglesia? ¿Dónde hacemos la Bendición? ¿Cuándo comenzamos a entrevistar a los sponsor y cuánto pedimos? ¿Ofrecemos carteles en el escenario central o no? ¿Cuándo comienzan a arreglar el Teatro Griego? ¿Cuándo largamos el concurso de imagen?  Hay que arrancar urgente con las licitaciones porque después se nos vienen todas juntas encima. Etc., etc.

Con desgano y de taquito, porque ya hay mucho camino recorrido, los encargados de cultura y de turismo, se  enfocan en el  trabajo de la próxima edición. Se verifican los presupuestos anteriores, se conversa el tema concursos, se chismorrean posibles favoritos y sin faltar la reunión de consulta con el Gobernador de turno, para no meter la pata, arranca el proceso. 

Sin metas claras, sin objetivos a cumplir, sin plan de marketing, sin plan financiero, sin plan de personal, sin creatividad, sin sorpresas, todo muy burocrático y aburrido.  Casi como el cumplimiento anual de una condena que hay superar lo más pronto posible. Y de acuerdo a estas premisas, el resultado es siempre parecido. Misión cumplida. Podemos aguantar hasta la próxima.

Si bien no todo es así, se aproxima bastante a la realidad. A excepción del fervor puesto por los creadores y artistas, que salva lo marmóreo de la administración. 

La Fiesta Nacional de la Vendimia y los otros servicios anexos que conlleva, están dentro de lo que se denomina en Gestión Cultural Pública: Servicios de Responsabilidad u Obligatorios. Hay que hacerlos y punto. Pero una cosa es cumplir con la rutina y otra entender su significado. Los servicios obligatorios o de responsabilidad son los que definen una ciudad, una provincia, un país. Y por ello deben ser impecables. Son patrimonio público.

¿Por qué un Ente Autárquico?

En primer lugar porque se trata de gestionar un patrimonio público. De todos. La Fiesta máxima de los mendocinos, donde saldamos con la algarabía y la reflexión, el año de trabajo, de pesares, de avances y de retrocesos. Es la introspección sobre nosotros mismos, con nuestras virtudes y defectos. En la que nuestros valores, creencias, luchas, pensamientos y aspiraciones se ponen en tensión. Cada uno de los mendocinos participamos de alguna manera: bailando, cantando, dibujando, escribiendo, en las reuniones protocolares, en las rondas de negocios, acompañando el Carrusel o la Vía Blanca, en las duras tribunas del Teatro Griego, en las marchas de protesta, en la paralela o alternativa, en la gay, o con la indiferencia, la burla o la crítica sana y la no tanto. 

Como si esto no alcanzara para reconocer su importancia, se la regalamos  además a los de afuera, como un presente de nuestra identidad, para intercambiar y decirles: aquí estamos, esto somos, esto hacemos, esto te ofrecemos orgullosos. 

Dado que ese patrimonio debe ser bien defendido y gestionado y habida cuenta de la complejidad que ha ido adquiriendo, no debemos seguir haciendo más de lo mismo, cometiendo los mismos errores año tras año, poniendo en riesgo recursos materiales y humanos. Las comunidades inteligentes son aquellas que evalúan sus procesos sociales, aprenden y ajustan sus objetivos, métodos y metas. Y por eso es que proponemos analizar entre todos, la creación del Ente Autárquico.

LEÉR MÁS  Cómo estará el tiempo este fin de semana

Ventajas y Fortalezas

El Ente debe ser el organismo especializado y con continuidad para la gestión y administración de la Fiesta Nacional de la Vendimia y anexos. Creado por Ley con personería jurídica propia, autonomía funcional y autarquía financiera, con la organización y competencias determinadas por ley. Con un Directorio integrado por cinco (5) miembros: el Director General, el Director Ejecutivo y tres Directores Vocales que durarán 5 años en sus funciones y podrán ser reelectos. Serán designados por el Poder Ejecutivo con acuerdo del Senado. Además deberá contar con un “Consejo Asesor Honorario” que será presidido por el Gobernador de la Provincia y estará integrado por representantes de todos los Municipios de la Provincia de Mendoza,  representantes del sector artístico, turístico,  cámaras empresariales, cámara de comercio y organizaciones sociales y religiosas que participan activamente en la realización de las actividades vendímiales. Los miembros del Consejo Asesor Honorario ejercerán sus funciones ad-honorem. (Expte. Nro. 000006690 – Proyecto de Ley que tiene por objeto crear el “Ente Autárquico Fiesta Nacional de la Vendimia”. Presentado el 2 de octubre de 2015 por el Senador Gustavo Arenas).

Disponer de un Ente Autárquico permite administrar con menos trabas burocráticas, utilizar más ágilmente su presupuesto acordado en la Ley de Presupuesto Provincial, operar con más inteligencia  y criterio en las licitaciones, desarrollar el plan de marketing cumpliendo sus tiempos y necesidades, convocar a los concursos de Guión y Dirección sin ataduras ideológicas ni políticas, manejar  mejor las fechas y tener todo coordinado con dos años de anticipación. Así se gestionan los grandes eventos y festivales en todo el mundo. No podemos estar en noviembre o enero sin afiche como en este año 2020. Eso va contra toda noción de gestión cultural moderna. 

Disponer de un Ente, permite que el área de Cultura Provincial, pueda seguir dedicándose a lo que le compete: el Desarrollo Cultural de la Provincia, motorizando la producción y difusión cultural, fortaleciendo los mercados, la circulación de los bienes, la apropiación y el fortalecimiento de los lazos comunitarios y de los valores de la mendocinidad. 

Disponer de un Ente permite también ir capacitando en serio al recurso humano afectado a esta tarea, conociendo y queriendo cada vez más  la Fiesta. Una capacitada conducción del Ente, propuesta por el Ejecutivo y aprobada por el Senado, desalienta por un lado a los improvisados y premia el conocimiento, la experticia y acumula saberes que van siendo atesorados por el Ente.

LEÉR MÁS  El imponente estadio de Santiago del Estero deberá esperar para recibir a la Selección

Disponer de un Ente garantiza aprovechar mucho mejor la infraestructura sostenida por todos los mendocinos. Empezando por el Teatro Griego, ocioso y abandonado todo el año. El Ente  deberá gestionar el Teatro Griego, transformándolo, como otros en el mundo, en un gran atractivo turístico, con visitas guiadas y exhibiciones en pantallas LED de videos de las Fiestas y de Mendoza en general. Y operar, para construir en la zona del Teatro Griego  el Museo de la Fiesta Nacional de la Vendimia, que ya fue creado por Ley, completando así un nuevo espacio cultural y turístico para ofrecer a todos. 

Disponer de un Ente facilita la relación con los patrocinantes, sponsors, aliados o acompañantes de la Fiesta, sumando apoyos al financiamiento estatal y sin necesidad de devolución de “favores”. Tanto la obtención de recursos extras, como la comercialización, difusión, promoción y posicionamiento de la Fiesta se verán favorecidas por la acción de un equipo especializado en Cultura, Administración, Gestión, Financiamiento,  Marketing, Publicidad y Desarrollo Económico.  

Muchos otros beneficios nos traerá la creación del Ente. Esperemos que la política y la cultura de Mendoza estén a la altura de los tiempos. Es lo que tenemos que  hacer para una  Mendoza orgullosa de sus instituciones y de su identidad.  

*León Repetur es gestor cultural. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here