La revolución, un sueño eterno

 

Le comenté, a propósito de ello, que existía una diferencia metodológica entre Vietnam y los blogs, además del abismo entre una guerra real y feroz como la de la vieja Indochina francesa y esta otra, virtual e incruenta.

En aquella, los veteranos enseñaban a los novatos el uso del AK47, de los RPG, de las mil trampas y trucos de la guerra irregular. Hubo entonces, en esa época, otras resignificaciones: para quienes nos incorporamos a la lucha popular en los 60 de la Argentina, los veteranos no eran tanto el general Giap, Lumumba o los chinitos de la Gran Marcha, como los compañeros de la Resistencia Peronista y las cintas de un general refugiado en Madrid cuyos mensajes admitían múltiples interpretaciones. Los clavos “Miguelito”, por ejemplo, fueron una creación enteramente argentina: se fabricaban casi a mano en mil herrerías del Gran Buenos Aires o el Gran Rosario con el alambre de acero San Martín de Acindar o con hierro de construcción de 6 mm de diámetro.

LEÉR MÁS  ¿POR QUÉ ES ESTRATÉGICO EL SALVATAJE DE LA CULTURA? por León Repetur

Ahora, al contrario, los veteranos sabemos poco o nada de las características de esta guerra virtual, y son los novatos quienes nos enseñan los misterios de los blogrroll, los gadgets, el HMTL y demás monstruos informáticos.

De aquello a esto quiero destacar dos temas: por un lado, el del diálogo intergeneracional roto. Y por otro, la convicción (o casi) de que aquella “juventud maravillosa” (entrecomillado a propósito) fue una creación social y se constituyó en el sujeto de cambio. Quiero decir: sin ella, el peronismo institucionalizado (el decrépito PJ, el sindicalismo) por sí solo, no hubiera intentado siquiera el retorno de Perón, a tal punto que fue el propio peronismo el que había dinamitado aquella vuelta abortada en el aeropuerto de El Galeao en 1964.

Sabemos qué sucedió luego: sobre todo, haber subestimado o desestimado las señales que venían desde Chile (donde se implementaría la primera experiencia neoliberal del mundo, con Pinochet) y que se expresarán acá en una ordalía de sangre. El cielo parecía estar cerca, pero en realidad era el infierno. En 2001, eramos infinitamente más dependientes de lo que ya se consideraba intolerable 20 años antes.

LEÉR MÁS  ¿POR QUÉ ES ESTRATÉGICO EL SALVATAJE DE LA CULTURA? por León Repetur

Hoy son otros los sujetos sociales de cambio, y eso, como una patria justa, libre y soberana, no es una foto sino una construcción. Una construcción en marcha que está mostrando sus mejores frutos.

Pienso de que la única enseñanza que puede aportar esta generación que ya está entrando en una época cruel, es que lo ideal es enemigo de lo bueno. No todos los aprendieron, sin embargo. Y esto, lo que sucede, es precisamente lo bueno, lo necesario para que esa construcción se convierta en realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here