La izquierda a contramano

 

La situación política nos plantea un tablero exquisito para el análisis, en el cual podemos dirimir claramente quién se equivoca. En este caso no hay zonas grises: Alguien se equivoca.

Por un lado líderes claramente definidos de izquierda como Evo Morales, Hugo Chavez y Rafael Correa coincidieron con otros, un poco más moderados, como Lula, Mujica y Lugo, votando por unanimidad a Nestor Kirchner al frente del organismo.

Paralelamente en el Congreso de la Nación, sectores de la izquierda nacional coincidían nuevamente con la derecha en la aceptación del tratamiento de la coparticipación del impuesto al cheque. En momentos en que culminaba la sesión “Pino” Solanas indicaba que “ El Kirchnerismo no acepta que está en minoría” y Claudio Lozano informaba que la fuerza que representan estaba presentando una denuncia internacional por el canje de la deuda de este gobierno corrupto.

Mas allá de los aspectos estrictamente coyunturales, nadie puede desconocer que se trata de movimientos políticos. Es decir, que el nombramiento al frente del Unasur significa para Kirchner un fuerte espaldarazo para profundizar el proyecto iniciado en Argentina en 2003, sobre todo los últimos movimientos referidos a la lucha por la ley de medios y la solicitud del ADN a los hijos de la dueña de Clarín y, su proyección hacia el 2011.

Al mismo momento, importantes sectores de la izquierda nacional (no toda, como es de público conocimiento) endurece las críticas al gobierno, a tal punto de presentar denuncias internacionales, y en algunos casos hablar de “escándalos de corrupción” medidas “ neoliberales”, llegando a querer comparar este gobierno con el de Menem. Posiciones que rompen los puentes de futuros acuerdos.

Pocas personas que se precien de bien informadas pueden asegurar que Evo Morales, Rafael Correa y Hugo Chavez apoyen procesos políticos de esas características, siempre se han caracterizado por mantener posiciones claras y firmes a favor de gobiernos o gestiones de carácter progresista. Un poco distinto puede ser el caso de Lula, que si bien se mantiene en este sector, es un poco más negociador. Pero en general, el Unasur no trata de apuntar a líderes neoliberales, mucho menos nombrarlo como su representante.

A esta altura del análisis podemos observar con mayor claridad que la posición de algunos líderes de la izquierda nacional no va por el mismo camino que los Presidentes Latinoamericanos, o sea “alguien va a contramano”.

El análisis nacional

Si profundizamos el análisis de la situación nacional, podemos asegurar que no es la primera vez que la izquierda coincida con la derecha en contra de gobiernos populares. Si nos remitimos a la historia reciente podemos citar la tristemente célebre “Unión Democrática” de mediados de siglo XX, integrada por fuerzas de derecha e izquierda enfrentando al gobierno de Juan D. Perón, que aunque no lograron ganarle las elecciones, sentaron las bases para el Golpe de Estado de 1955.

Más adelante podemos citar la aberración de las distintas “Fuerzas populares argentinas” que durante 18 años convalidaron la exigencia de los sectores dictatoriales, acerca de realizar elecciones con la prescripción de Perón, INDEFENDIBLE, desde el punto de vista que se lo mire. ¿A qué se debe esto?: es gorilismo? , es debilidad política?, es cultura golpista?, exceso de personalismo de un lado y del otro? , son posiciones válidas y progresistas ante una fuerza de corte fascista?. Un debate no agotado todavía en la historia nacional que todavía no logra zanjarse.

Al salir de la sesión en que se unieron sectores de derecha e izquierda para permitir el debate del impuesto al cheque (En una clara violación de la Constitución), “Pino” Solanas realizó declaraciones en las que aseguró que “El Kirchnerismo no soporta perder, no quiere reconocer que esta en minoría?: ¿Esto significa que “Pino” es parte de “alguna mayoría”? “Pino comparte una la mayoría con Macri, De Narvaez y Felipe Sola y Cobos?, creo que al menos debe aclara esta posición.

Lo que queda claro en la historia política nacional, que llega hasta nuestros días es la falta de coincidencias entre el peronismo y las fuerzas de izquierda para detectar y enfrentar al gran adversario, y esa falta de coincidencia genera que las fuerzas de izquierda se constituyan en fuertes opositores, a tal punto que lleguen a coincidir con la derecha. “Pino” Solanas tiene en la actualidad un extraño record: salvo en el caso del proyecto de matrimonio gay, en casi todos las otras votaciones ha coincidido con los sectores de derecha.

El análisis latinoamericano

El marco latinoamericano nos muestra una realidad diametralmente distinta, un gobierno argentino integrado a un nuevo modelo, en donde predominan claramente las posiciones de izquierda (mas allá que nuestro gobierno no es de izquierda). A tal punto de lograr algo estratégicamente fundamental, como liderar el bloque sureño, altamente positivo para nuestro país.

Por unanimidad los líderes del cono sur eligieron al frente del mismo a Néstor Kirchner con fundamentos de fuerte peso político-estratégico. Esto, no solo le permite al “pingüino” proyectarse a nivel internacional, sino consolidar el modelo comenzado en 2003. Esto nos lleva al análisis inicial, los líderes latinoamericanos sabían claramente que votar a Kirchner significa un espaldarazo hacia el 2011, o sea que no hay coincidencia con las duras posiciones de “Pino”. De aquí surgen otras preguntas: Hay coincidencia entre Proyecto Sur y los líderes latinoamericanos?, hay comunicación entre ellos?. Pueden haber muchas fundamentaciones al respecto, lo que queda claro es que no hay coincidencia en la estrategia.

Para conclusión citamos la foto de la jornada, mientas los líderes latinoamericanos votaban a Kirchner, Lilita Carrió declaraba que “Era una tragedia para el país”, “Pino” Solanas manifestaba a los medios que presentaban una denuncia internacional por el canje de la deuda por parte de este gobierno corrupto y los medios alineados con Clarín silenciaban los discursos de apoyo a Kirchner por parte de los presidentes latinoamericanos. El debate
Continúa…………..

Foto:Fernando Massobrio LA NACION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here