¿Hacia donde va el mundo?

 

Las desigualdades se hacen aun más contrastantes, a su luz. La anemia en las niñas de 15 a 19 años aumenta sensiblemente la posibilidad de morir durante el embarazo o el parto. Se debe a la falta de los micronutrientes apropiados. Tienen anemia el 68% de las jóvenes de esa edad en Mail, el 66% en Senegal, el 68% en Ghana, el 57% en el Congo. Una taza con todos los micronutrientes cuesta 0.25 centavos de dólar. Se gasta 1.500.000 dólares por segundo en armas en el mundo.

 

Una mujer promedio de Afganistán tiene 5 años de educación, vive 45 años. Una mujer noruega, el país con mejor equidad y desarrollo humano, tiene 18 años de educación, y vive 83 años.

 

Según la Organización Mundial de la Salud debería haber no menos de 23 médicos, enfermeras, o matronas cada 10.000 habitantes En Somalia hay 1.5.

 

La crisis causada por algunos banqueros movidos por lo que Obama llama “la codicia desenfrenada” ha tenido consecuencias extremas en los mercados de trabajo. Mientras ellos fueron rescatados, y siguen cobrando fortunas, hay según la OIT más de 200 millones de desocupados. Por otra parte, el 40% de las fuerza de trabajo mundial, 1200 millones son considerados vulnerables por las condiciones en que trabajan o por lo poco que ganan.

 

A pesar de sus reiterados fracasos, se sigue probando el modelo económico ortodoxo que solo trabaja para el 1% más rico. En Portugal como en otros países europeos, están en marcha los nuevos ajustes: aumentar en un 20% los pacientes que deben atender los médicos en hospitales públicos, subir el costo de esos servicios médicos, reducir a la mitad los presupuestos en educación. El Jefe de la misión del FMI en el país dice “los ajustes son un buen comienzo”.

LEÉR MÁS  ¿Cómo gestionar la cultura en cuarentena? por León Repetur

 

Las dictaduras asesinas, siguen sin sacar conclusiones de los desarrollos recientes. El régimen sirio está tirando a matar contra la población civil como denuncia la ONU. Médicos sin fronteras, reclama que Assad no los deja ni pisar Siria.

 

Sin embargo brillan luces para el 2012. Las encendieron jóvenes que nadie esperaba se convirtiera en el protagonista del 2011: Los indignados. Cambiaron la agenda política en USA. En lugar de que la discusión fuera solo sobre déficit, lograron que se centrara en las grandes desigualdades. Somos el 99% reclamaron. 400 personas tienen hoy más que 150 millones señalaron.

 

Lo hicieron también en muchos otros países. Entre ellos en Chile. Los estudiantes que reclamaron gratuidad de la educación, educación de calidad para todos, y que la educación no fuera una mercancía, “se apoderaron casi por completo de la agenda política chilena” según dice AFP. Hicieron en el año más de 40 marchas en la calle, algunas las más masivas de los últimos 20 años, coreografías callejeras masivas, una corrida ininterrumpida de 1800 horas alrededor del Palacio de Gobierno. Se ganaron el apoyo de la gran mayoría de la población.

LEÉR MÁS  ¿Cómo gestionar la cultura en cuarentena? por León Repetur

 

En el 2012, seguirá la confrontación entre el modelo económico que le conviene a ciertos sectores financieros y las aspiraciones cada vez más extendidas a modelos inclusivos donde quepan todos.

 

Serán vistas con creciente atención en la región, y fuera de ellas, por sus logros concretos, voces como entre otras, las de Dilma Rousseff, que dice que su prioridad es el plan Brasil sin Miseria, que busca que no haya más pobreza extrema en el país en 3 años, la de José Mujica que anticipa que la pobreza está a punto de bajar de un digito en el Uruguay, y la de Cristina Fernández de Kirchner que creó Asignación Universal el programa que está sacando de la pobreza a todos los niños pobres de la Argentina, y termina de eliminar los intereses usurarios que se le cobraban a 2 millones de jubilados por sus créditos.

 

(*) El best seller mundial del autor ¨”Primero la gente” termina de ser publicado en China en Mandarín por la Universidad de Jilin.

Telam

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here