El cambio climático y los humanos afectan los sistemas naturales

 

 

Impactos en la naturaleza

Estos cambios combinados, están deteriorando los sistemas naturales viéndose muy alterando los sistemas hidrológicos; drástica reducción de la biodiversidad afectando los ciclos químicos y biológicos, dificultando la restauración de los ecosistemas degradados.

 

 

Cuanto las temperaturas globales aumentan, -actualmente se registra un incremento de 0.6°C aproximadamente- y cambian los patrones de precipitación, es de esperar que hayan consecuencias en los ecosistemas, tales como aumentos en la distribución de especies exóticas, redistribución de las plantas, los animales, el agua y los nutrientes, la alteración de los procesos naturales, en estructura y función de los ecosistemas.

 

Otros efectos que trae el calentamiento global y que ya se están registrando son: aumento de las temperaturas; incremento de las sequías; incremento de la precipitación en áreas húmedas; escasez de agua en regiones montañosas y disminución de la nieve; aumento del deshielo del permafrost; aumento de los niveles del mar a nivel global; solo por nombrar algunos.

 

Dokken, D.J. integrante del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático – IPCC, advierte que “Los sistemas costeros se verán afectados debido al aumento del nivel del mar y de la temperatura del agua, así como al mayor riesgo de tempestades”. En las costas bajas y estuarios de América Latina, el aumento del nivel del mar podría reducir la línea de costa y gran parte de su diversidad biológica.

 

El Dr. Constantí Stefanescu, del Museo de Granollers de Ciencias Naturales, asevera que “Un organismo está adaptado a la zona donde vive pues esta le ofrece condiciones óptimas para su metabolismo, alimentación y hábitos reproductivos»; agregando que “El cambio climático afecta a las especies ya que los animales están interrelacionados en la cadena alimentaria, por lo que los cambios en unas pocas especies pueden afectar a muchas otras”.

 

Cambios en el paisaje

Los cambios en el paisaje resultan debido a las perturbaciones naturales y a las actividades humanas. Las perturbaciones naturales incluyen el fuego, tormentas de viento, avalanchas, derrumbes, caídas de árboles e inundaciones.

 

 

Las actividades humanas que causan cambios en el paisaje incluyen la expansión urbana, la conversión de áreas boscosas a agricultura y ganadería, el drenaje de los humedales y la construcción de carreteras en áreas naturales o selváticas, son

 

Algunos ejemplos

Los cambios del paisaje debido a las actividades humanas durante las últimas décadas han acelerado y contribuido a la extinción de las especies, afectando significativamente la vida silvestre y los servicios ambientales.

 

El cambio climático global y del paisaje tiene muchos impactos adversos que merecen atención, aunque los ecosistemas tienen una capacidad inherente de resistir los cambios, llamada resiliencia ecológica. Cuando esta capacidad es excedida, el ecosistema puede cambiar en formas que pueden ser socialmente y ecológicamente inaceptables.

 

Que debemos hacer

Los gobiernos deben comprometerse a desarrollar estrategias de mitigación para desacelerar el cambio climático y bajar las emisiones de gases de invernadero, especialmente el metano (CH4) y el dióxido de carbono (CO2).

 

La mitigación pueden reducir la vulnerabilidad de los ecosistemas y las estrategias de adaptación pueden aumentar la resiliencia ecológica a los cambios climáticos y del paisaje.

 

Conclusión

La preservación del medio ambiente hace necesario que se adopten una serie de medidas y actuaciones que conduzcan a la mejora de las condiciones

medioambientales de nuestro planeta.

 

* Presidente /Asociación Amigos de los Parques Nacionales – AAPN-

Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas-WCPA- de la IUCN –

Red Latinoamericana de Áreas Naturales – RELAP –

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here