»El 1ro. de Mayo volvió a ser fiesta»

La historia de los trabajadores se simboliza en esa fecha. En las calles, la mayoría de las veces por lo básico: las 8 horas, atención médica, reconocimiento de las organizaciones sindicales, pero siempre ocultada por la historia oficial.

Apareciendo por imperio de las circunstancias, como en el paro del Centenario que obligó al estado de sitio a la oligarquía gobernante. O imponiendo un diputado socialista como Palacios para que una voz nos defendiera en el Congreso. Pero la historia pasaba por otro lado, los trabajadores no incidían en su curso… Hasta la explosión de la Justicia Social. Hasta la irrupción política que nos llevó a ser sujetos activos de la historia de la Patria el 17 de Octubre de 1945. Entonces el 1ro de mayo se transformó en Fiesta, dentro de una Argentina Justa, Libre y Soberana. Aguinaldo, vacaciones, descanso semanal, esparcimiento, capacitación, salud, participación política.

Diez años gloriosos que cambiaron todo. Perón y Evita, los descamisados, los grasitas, el primer Trabajador. Derechos de los Trabajadores en la Constitución Nacional: la dignidad y la libertad dejaron de ser patrimonio de unos pocos para ser derecho de todos.

Ya el país nunca sería el mismo.

Luego el `55. El odio, la persecución, la represión, las dictaduras. El 1ro. de mayo pasa a ser símbolo de resistencia de los trabajadores que asumieron la responsabilidad del regreso de Perón. Y volvió Perón y fue una fiesta -breve- en medio de un país convulsionado para, muerto el líder, convertirse en una ordalía de violencia jamás vista.

El `76, la dictadura cívico militar genocida, el Plan Martínez de Hoz. Los trabajadores organizados en los sindicatos -aún éstos intervenidos- parte de una resistencia heroica. Miles de asesinados y desaparecidos, decenas de miles de encarcelados, centenares de miles de torturados y millones de perseguidos avasallados en sus derechos, víctimas del terrorismo de estado. Ni la oligarquía, ni el imperio soportaban la posibilidad de que volviera la Fiesta.

Volvió la democracia por nuestra lucha, pero no los derechos conculcados. El 1ro. de mayo siguió siendo de lucha. Luego “la dictadura financiera”, la flexibilización , el ajuste y la destrucción del país. Allí no sólo el 1ro de mayo, sino todo el año. Y fueron años de lucha, convencidos que aquella década gloriosa no había sido un sueño.

La resistencia triunfó, los trabajadores y la Patria dejamos jirones al decir de Evita. Con el voto popular llegó el ”Pingüino”, a no dejar las convicciones en la puerta de la casa de Gobierno.

Encaró el desendeudamiento externo con una convicción conmovedora, olvidada desde Perón y Evita. Y dejamos de perder derechos.

Y volvieron las paritarias. Y se reunificó la CGT con la conducción de quien encabezó la resistencia al neoliberalismo, el compañero Hugo Moyano, sobre quién no se equivocaban los trabajadores cuando confiaron en él -tampoco nuestros enemigos, que a través de sus medios monopólicos, no cejaron en atacarlo desde 1994, hasta el día de hoy-. Y volvió el trabajo, millones de puestos, los salarios dignos, las jubilaciones y el consumo popular. Las obras de infraestructura, las fábricas y así, el 1ro.

de Mayo se fue reconvirtiendo en Fiesta, a medida que se acercaba el Bicentenario y se consolidaba la Justicia Social.

Y llegaron los intentos “golpistas” y ganamos la calle para defender a Cristina y siguieron los derechos y llenamos la 9 de Julio en 2009 para decir acá estamos a los que pretendían desde la mentira confundir al resto de los argentinos. Vivimos el Bicentenario, sufrimos la pérdida inesperada de Néstor, y bancamos a Cristina, y sentimos orgullo de tener un Secretario General que condujo la resistencia y supo con una inteligencia inusual, conducir a los trabajadores en esta etapa de recuperación de la Nación y de los derechos de los trabajadores y del Pueblo.

Primero de Mayo de 2011, Fiesta Popular, otra vez la 9 de Julio con más alegría, de todos los rincones del país los trabajadores, los jóvenes, las familias, el Pueblo, se darán cita, para escuchar a Hugo Moyano, en nombre de todo el Consejo Directivo de la CGT, rindiendo cuentas de cara a los trabajadores.

Y estarán los Ministros, los Gobernadores tal vez. Y pese a su ausencia comprensible, Cristina estará en cada rincón, en cada sonrisa, en cada sueño y esperanza de un Pueblo movilizado. El 1ro de Mayo volvió a ser Fiesta, aunque todavía falte.

Y en medio de esa alegría, de esa Fiesta, la reflexión y la atención puesta en el mensaje de Moyano para un Pueblo que volvió a aprender a escuchar con Néstor y con Cristina, como hacía con Perón y con Evita, porque en los mensajes se resume un camino, para seguir adelante por lo que falta.

En este Acto inolvidable seguro los trabajadores no sólo se llevarán la alegría, sino también la guía de lo que está en juego hoy, la esperanza que cada día estemos más cerca de esa Justicia Social que llegue al último de nuestros compatriotas, la certeza de lo que viene y el compromiso de seguir siendo protagonistas para que el 1ro de Mayo siga siendo una Fiesta para generaciones y generaciones de argentinos y argentinas. A Paso de Vencedores!

*Julio Piumato es secretario de Derechos Humanos de la CGT y titular de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here