Día del periodista: Homenaje a tres comunicadoras mendocinas

Un frío día de julio del 2012, a los 84 años moría una voz emblemática de Radio Nacional y la primera »prensera» institucional de Mendoza: Rita Patrizio.

Entre sus largas luchas contaba en su haber el encarcelamiento por su militancia peronista mientras cursaba el quinto año de Medicina en su ciudad natal, Buenos Aires y después de eso decidió venir a vivir a Mendoza, su lugar en el mundo.

Su primer trabajo tuvo que ver con la docencia, pero su amistad con la locutora de radio Nacional Diana Denis y con el entonces director Carlos Pignolo, la llevaron a ser por 30 años la voz inconfundible de Radio Nacional, donde fue conductora de programas, locutora y periodista y en donde se le debe aún reponer la placa del nombre de la Sala de Locutores que quedó pendiente tras su deceso.

Otra pérdida enorme para la prensa mendocina, y al ser joven quizás a uno le cuesta mucho más la resignación , fue en diciembre de 2012, cuando partió Pilar González, con 48 años, luego de luchar contra un cáncer que le diagnosticaron sólo dos meses antes de su muerte.

Periodista de trinchera, piquetera en el sindicato, movilera en las causas perdidas, conductora de Los Vecinos, compañera de facultad cuando la democracia abrió la carrera en la UNC y vecina entrañable –con su mascota – de la Plaza Biritos, de Godoy Cruz, cuya pérgola hoy lleva su nombre Pilar siempre vivirá no sólo en los pasillos de Radio Nihuil, donde trabajó 18 años, sino también su rostro ilumina el Salón Rojo de la Legislatura Provincial, segunda mujer, tras Norma Sibila, de ocupar un lugar destacado en la Casa de las Leyes.

Los primeros días de junio del 2013 y con 46 años otra noticia increíble llenó las redacciones de los medios: había fallecido la locutora y conductora radial Lucía Gallardo, tras esperar un transplante de hígado que nunca pudo concretarse. . Era trabajadora de LV8 Radio Libertador; fue la voz del proyecto FM 92.7 Libertador Latinoamericana. Su programa »La Celestina» fue el de mayor reconocimiento de la locutora entre innumerables programas y artísticas que llevaron la voz y sello de Lucía Gallardo. Un programa único en su estilo, que perseguía unir personas solas en búsqueda de compañía.

Las tres amaron los animales, los defendieron, cuidaron de los suyos y de los ajenos. Las tres dejaron como hijos varios discípulos en la profesión. Las tres son inolvidables para la comunicación de Mendoza.
Por Gabriela Figueroa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here