Argentina, un buen socio comercial.

 

Los puntos a unir los provee la propia Comisión Internacional de Comercio de EEUU, con estadísticas de los primeros siete meses de 2012. Para empezar, mientras en ese período el déficit de la balanza comercial de EEUU con el mundo creció 4.4%, el superávit comercial con Argentina creció 24.1%.

Y los puntos se suceden. Lo que le vendió EEUU a la Argentina (+9.9%) creció casi el doble que lo que aumentaron sus exportaciones al resto del mundo (5.8%). Y mientras las compras que hizo a la Argentina cayeron 3.4%, el conjunto de importaciones de EEUU desde todo el mundo creció un 5.3%. La figura que emerge no es, precisamente, la de un país proteccionista que merezca reclamos ante la OMC. La figura que emerge, entonces, es la un conveniente socio comercial para EEUU.

Nuestro caso se recorta en un contexto. El reciente Informe de la UNCTAD advierte que el crecimiento se está desacelerando en todas las regiones del mundo lastrado, en parte, por las medidas de austeridad que obstaculizan la demanda en los principales mercados de los países desarrollados. Ello reduce las perspectivas de exportación de los países en desarrollo, que adoptan continuamente medidas anticíclicas para promover la demanda interna que serán insuficientes si el crecimiento no repunta en las grandes economías avanzadas.

El crecimiento mundial cayó del 4.1% en 2010 al 2.7% en 2011 y se prevé una nueva reducción en 2012, por debajo del 2.5%. Pero mientras se espera un crecimiento de apenas 1% en los países desarrollados, para 2012 las naciones en desarrollo y transición permiten proyectar entre 4 y 5% respectivamente, por supuesto inferior a los años anteriores.

Es que los países en desarrollo dependen menos que antes de las economías desarrolladas maduras y tienen una demanda interna más robusta. De hecho, entre 2006 y 2012 tres cuartos (74%) del crecimiento de la producción mundial se generó en países en desarrollo.

Aun así, según la UNCTAD, los países en desarrollo siguen siendo vulnerables a la disminución de la demanda de sus exportaciones en las economías desarrolladas, algo que probablemente seguirá ocurriendo si se mantienen los programas de austeridad. Esta tendencia ya se refleja en el estancamiento de los volúmenes de exportación a los mercados de los países desarrollados y en la disminución de los precios de los productos básicos desde el segundo trimestre de 2011. Y aquí es donde volvemos a entrar nosotros.

La economía mundial hará sentir inevitablemente sus problemas en el comercio, que según la OMC se expandirá no más allá del 3.7%. Con ese panorama, los puntos salientes de las estadísticas del Departamento de Comercio de Estados Unidos que unimos al comienzo muestran a la Argentina como un buen socio comercial.

Curiosamente, EEUU ha presentado demandas contra la Argentina que son inexplicables si no se tienen en cuenta las campañas de lobby por intereses locales, quienes ignoran por completo el equilibrio global del comercio bilateral. Irónicamente, sectores como el de los productores de carne y limones de EEUU fomentan las mismas medidas proteccionistas incluidas en esas demandas.

Sin embargo, como en aquellos entretenimientos infantiles, sólo basta unir los puntos de la estadística comercial estadounidense para ver que sobre esa apariencia desordenada de quejas lo único que se recorta es la figura de un conveniente socio comercial al que valdría la pena cuidar.

Embajador de la República Argentina ante EEUU.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/09/18/1303547/jorge-arguello-argentina-un-buen.html#storylink=cpy

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here