Un incendio destruyó la Asamblea Nacional de Sudáfrica

Hasta ahora no se registraron víctimas pero sí graves destrozos materiales, precisó Moloto Mothapo, el portavoz del Parlamento.

El edificio de la Asamblea Nacional de Sudáfrica, en Ciudad del Cabo, quedó totalmente destruido en un violento incendio que se desató en la mañana de este domingo y que sigue sin ser controlado. Por lo ocurrido, hay una persona detenida que comparecerá el martes ante la justicia.

Hasta ahora no se registraron víctimas pero sí graves destrozos materiales, precisó Moloto Mothapo, el portavoz del Parlamento. Tampoco se conoce oficialmente el origen del incendio.

Las llamas se detectaron alrededor de las 5 de la mañana (horario local) en el ala más antigua del edificio, compuesta de salas cubiertas de madera donde antes estaban los escaños de los diputados.

«El techo del edificio que alberga la Asamblea Nacional (cámara baja del Parlamento) se hundió, no queda nada», lamentó el responsable de los servicios de seguridad de la ciudad, Jean-Pierre Smith, sobre el estado del establecimiento, que «sufrió importantes daños por el humo y el agua».

«Parece ser que el sistema de extinción automático no funcionó como tendría que haberlo hecho», explicó a la prensa el presidente Cyril Ramaphosa desde el lugar. «El trabajo del parlamento seguirá» aclaró el jefe del Estado sudafricano.

LEÉR MÁS  La pandemia se convertiría en endemia en Europa después de Ómicron

Thandi Mbambo, portavoz de los Hawks, la unidad de élite de la policía sudafricana, confirmó en las últimas horas que «un hombre fue detenido en el interior del parlamento». «Está siendo interrogado todavía. Abrimos una investigación criminal (…) y comparecerá el martes ante la justicia», adelantó.

El incendio

Las llamas, según la prensa local, no solo alcanzaron el ala antigua sino que también devoraron las partes más recientes del recinto, actualmente en servicio.

La calles del residencial barrio donde se halla el parlamento fueron rápidamente cortadas, mientras 70 bomberos tratan de apagar el incendio: el cordón de seguridad se extiende hasta las flores aún expuestas en el atrio de la vecina catedral Saint-Georges, donde se celebraron los funerales de Desmond Tutu, último héroe de la lucha anti-apartheid, muerto el pasado 26 de diciembre.

Según los medios locales, primero llegó al lugar un equipo de 30 bomberos, quienes lucharon contra el incendio durante varias horas, antes de tener que retroceder y pedir refuerzos debido a la intensidad del fuego.

En el interior de las salas, una fina lluvia de cenizas grises caía de los techos sobre los pisos llenos de escombros. Los equipos de bomberos temían que el fuego se propagara rápidamente en las antiguas salas del parlamento, adornadas con espesas alfombras y cortinajes.

LEÉR MÁS  La OMS advirtió que este año podría terminar la "fase aguda" de la pandemia

«Es impactante ver nuestra Asamblea Nacional así», tuiteó Brett Herron, representante de la provincia de Cabo Occidental en el Parlamento. El exparlamentario Mmusi Maimane también acudió a las redes sociales para lamentar el episodio, que calificó de «tragedia».

Edificio histórico

El edificio, de ladrillo rojo y fachada blanca, terminó de construirse en 1884 y fue escenario de momentos históricos: allí, el último presidente de la era del apartheid, FW de Klerk, anunció en febrero de 1990 el fin del régimen racista.

El establecimiento alberga una valiosa colección de libros. También guarda la copia original del primer himno nacional en Afrikaans, «Die Stem Suid-Afrika» (La voz de Sudáfrica), entonado durante el apartheid.

Ciudad del Cabo, sede del Parlamento desde 1910,  ya sufrió un gran incendio en abril, en la Montaña de la Mesa, que destruyó los tesoros de la biblioteca de una prestigiosa universidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here