Treinta nuevos casos y dos muertos en Tailandia por coronavirus

Tailandia, el país asiático que ordenó colocar protectores faciales a los bebés recién nacidos para protegerlos del coronavirus, registró hoy 30 nuevos casos y dos muertos, con lo que el número de fallecidos por Covid-19 aumentó a 43 personas.

«No debemos bajar la guardia», dijo un vocero del centro oficial tailandés para combatir la enfermedad en Bangkok, al anunciar los nuevos casos y muertes.

Uno de los muertos es una vendedora callejera de 65 años que tenía diabetes e hipertensión arterial, mientras que el otro es un hombre de 60 años que había retornado de una ceremonia religiosa en Indonesia el pasado 24 de marzo, dijo el vocero, citado por la cadena BBC.

Pese a las relativamente bajas cifras de decesos y contagios, el coronavirus ha hecho estragos en la vital y lucrativa industria turística del país del sudeste asiático, conocido por sus playas tropicales, y ha provocado gran alarma entre las autoridades y la población.

En Bangkok, la capital del país, se han instalado en las estaciones de trenes máquinas expendedoras que venden barbijos de tela fabricados por presos.

Los conductores de los famosos minibuses, llamados «autos rojos», sufrieron una caída de la mitad de su trabajo en marzo, en tanto que la informal asociación de representantes de guías de turismo calculó que unos 25.000 personas se quedaron sin empleo, informó BBC.

LEÉR MÁS  China, sin casos locales de coronavirus por primera vez desde el rebrote en Beijing

Cuando el gobierno de la cercana China ordenó una cuarentena en la ciudad central donde se originó la pandemia de coronavirus, Wuhan, en enero pasado, el impactó se sintió inmediatamente en Tailandia, ya que los shoppings y los templos en Bangkok empezaron a perder sus asistentes.

Además, en el centro privado hospitalario Praram 9, de Bangkok, se vieron imágenes de bebés recién nacidos en brazos de las enfermeras, con sus caras cubiertas con una pantalla protectora, sujetas a sus frente con un logotipo del hospital.

Los vuelos desde China fueron cancelados y los aeropuertos quedaron vacíos.

En 1960, apenas 80.000 extranjeros visitaron el país, pero la cifra ha ido en aumento y el último fue de 39 millones de personas, 10 millones de las cuales eran chinos, con ganancias por 60.000 millones de dólares, lo que constituye una quinta parte del ingreso nacional.

Uno de los éxitos turísticos de Tailandia en esos años fue la isla de Phuket, llamada la «Perla de Andaman», por sus playas de arena blanca y sus mares cálidos y espumosos.

LEÉR MÁS  Un brote de coronavirus que obligó a cerrar la costa de Galicia ahora amenaza los comicios

El 24 de marzo pasado, el gobierno del primer ministro Prayuth Chan-ocha decretó un estado de emergencia por un mes, con el fin de imponer severas restricciones a la población a causa del coronavirus.

Entre otras medidas, las autoridades pueden implementar toques de queda, censurar a la prensa, dispersar congregaciones y desplegar a las fuerzas armadas, según informes de prensa.

En 1932, Tailandia se constituyó en una monarquía constitucional, bajo un sistema democrático parlamentario.

Pero, mientras los tailandeses luchan contra el coronavirus, el rey de Tailandia Maha Vajiralongkorn, conocido como Rama x, reservó para pasar la cuarentena -junto a sus 20 mujeres-, el lujoso Grand Hotel Sonnenbichl, ubicado en el resort alpino alemán de Garmisch-Partenkirchen, en el estado de Baviera.

Vajiralongkorn, de 67 años, incluyó también en el aislamiento social a numerosos sirvientes, informó el diario alemán Bild.

Gracias a que el hotel le consiguió un permiso especial, el monarca pudo alojar a la delegación asiática en medio de las restricciones que rigen en Alemania por la pandemia del coronavirus.

 


Fuente: Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here