Sputnik V: Rusia e India firman un acuerdo para producir 300 millones de dosis anuales

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) cerró un acuerdo con el Instituto del Suero de India (SII), el fabricante de vacunas más grande del mundo, para producir 300 millones de dosis anuales de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus. Las primeras dosis estarían listas en septiembre.

«Esta asociación estratégica es un etapa importante para aumentar de modo considerable nuestra capacidad de producción», dijo Kirill Dmitriev, presidente del RDIF, que financió el desarrollo de la vacuna Sputnik V.

En un comunicado, Dmitriev afirmó que las primeras dosis producidas por el SII llegarán en septiembre y «el proceso de intercambio tecnológico está ya bien avanzado».

LEÉR MÁS  Las dos Coreas restauran sus comunicaciones después de un año sin contactos

El presidente del RDIF detalló que el SII ya recibió “muestras de células y vectores” enviadas por el Instituto Gamaleya -creador de la Sputnik V- para comenzar con la producción.

Según Adar Poonawalla, responsable del SII, «es esencial que la vacuna rusa esté disponible para todas las personas en India y en todo el mundo», informó la agencia de noticias AFP.

India es el país más grande y poblado con el que Rusia firmó acuerdos para producir la Sputnik V y, además, es uno de los países más afectados por el coronavirus. Asimismo, el SII produce otras vacunas contra el coronavirus, como la de AstraZeneca.

LEÉR MÁS  Irán volvió a batir récord de casos de coronavirus, asolado por la variante Delta

Dmitriev destacó que Rusia ya tiene acuerdos con más de veinte países para la producción de la Sputnik V, entre ellos la Argentina. Esta vacuna, detallaron desde el RDIF, ya ha recibido el visto bueno de 67 países, en los que viven un total de 3.500 millones de personas.

La vacuna creada en Rusia fue recibida con cierto escepticismo por parte de algunos países, especialmente Estados Unidos, aunque su eficacia ya fue comprobada por una investigación publicada en la revista científica The Lancet.

 


Fuente: Página|12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here