Se fugó de Malasia uno de los chilenos que se salvó de la horca: cuál será su destino

Junto a Fernando Candia, Felipe Osiadacz fue condenado a dos años de prisión por el homicidio de una travesti en 2017.

Felipe Osiadacz es uno de los dos jóvenes chilenos que se salvaron de la horca en Malasia al ser acusados del homicidio de Yusaini Ishak en un hotel en Kuala Lumpur el 4 de agosto de 2017. La semana pasada, Osiadacz escapó de Malasia y retornó a su país natal.

Según la versión de los chilenos, en la última noche de su vida, la travesti se cruzó con Fernando Candia, amigo de Osiadacz, en la calle y le ofreció tener sexo. Candia rechazó y el travesti comenzó a seguirlo pidiéndole dinero. Al llegar al hotel, los chilenos se encontraron e intentaron subir a su habitación. Sin embargo, Yusaini se interpuso en su camino y el conflicto comenzó.

Osiadacz y Candia pusieron a Yusaini en el piso y se le sentaron encima, sosteniendo sus brazos y piernas. Al llegar la policía, la víctima había fallecido.

LEÉR MÁS  Brexit: Theresa May anunció su renuncia

Tras recibir la pena de dos años de prisión en diciembre pasado, la Justicia había resuelto que tanto Osiadacz como Candia debían permanecer en el país asiático hasta que se resolviera una apleación de la fiscalía. Sin embargo, Osiadacz arribó a Santiago el pasado viernes.

De acuerdo a lo informado por Cancillería, al momento de su arribo al aeropuerto Arturo Merino Benítez «no existía orden de detención pendiente en Chile ni tampoco de carácter internacional» sobre el joven de 27 años, por lo que pudo pasar sin mayores problemas los controles fronterizos.

Osiadacz renovó su pasaporte chileno en diciembre de 2018, el mismo día en que quedó en libertad, ya que el documento había vencido mientras se encontraban detenidos, informó diario La Tercera.

La legislación vigente señala que no hay motivos para negar a un chileno tal documento, a menos que un tribunal nacional indique lo contrario.

LEÉR MÁS  Brexit: Theresa May anunció su renuncia

El chileno, quien había ingresado a Malasia con pasaporte español, usó su nacionalidad chilena para, sorpresivamente, dejar el país donde estuvo detenido más de 500 días por el asesinato de un ciudadano malasio, agregó el medio trasandino.

El oriundo de Concón, al parecer, salió desde la frontera de Malasia hacia Indonesia o Singapur. Ahí, habría volado rumbo a Bélgica, y luego tomó el vuelo Iberia que lo trajo hasta Santiago a las 7 del pasado viernes. La escala en Bélgica tiene sentido porque su novia vive en ese país.

Como no se recibió ninguna consulta, en caso de que exista alguna solicitud, lo más probable que llegue una orden de extradición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here