Pueblo búlgaro vuelve a las calles harto de continuidad en políticas capitalistas

El pueblo búlgaro ya se manifestó masivamente el pasado mes de febrero contra las políticas capitalistas del anterior ejecutivo de Boiko Borisov, denunciando los altos precios de la electricidad y demandando la re-nacionalización de las empresas del sector.

»Queremos que las compañías distribuidoras de electricidad extranjeras desaparezcan de Bulgaria. Ellos continúan ordeñándonos a nosotros, la gente común, con el apoyo del Estado», expresaba uno de los manifestantes durante las protestas.

La movilización continuada y la presión popular lograron entonces la dimisión del gabinete y la convocatoria de nuevas elecciones.

Pero el pueblo ha vuelto a las calles al considerar que Plevneliev está dando continuidad a las políticas capitalistas aplicadas por Borisov, favoreciendo a la oligarquía del país, fomentando la privatización y desmantelamiento de los servicios públicos y desprotegiendo los derechos de una clase trabajadora cuyo salario medio ronda los 350 euros, todo ello en un contexto de crisis y aumento del desempleo.

Las nuevas protestas contra el gabinete de Plevneliev comenzaron el pasado 14 de junio, dos semanas después de la elección del nuevo gobierno. Las marchas continuaron con un creciente número de participantes y actualmente están demandando la dimisión del gobierno y la celebración de nuevas elecciones anticipadas.

Plevneliev, acorralado, admitió que el país podría celebrar nuevas elecciones anticipadas. »Cuando todo lo demás falla, cuando no hay ni siquiera un intento por alcanzar un acuerdo, las elecciones son la única salida», dijo Plevneliev.

LibreRed

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here