«Paren de matar al pueblo boliviano» rogó Evo Morales desde México

El depuesto presidente de Bolivia Evo Morales, desde México pidió a las Fuerzas Armadas que dejen la violencia al pueblo movilizado en su defensa.

Desde su asilo en México, el presidente denunció nuevamente el golpe de Estado que sufrió la democracia el domingo pasado y afirmó que la única salida es “un diálogo nacional” que involucre a todos los sectores.

“Le pido a la Policía y las Fuerzas Armadas que dejen de usar las armas contra el pueblo boliviano; no entren al juego de la derecha, que es violencia, violencia y violencia”, subrayó Evo Morales desde el Museo de la Ciudad de México.

Morales se refirió también a la reciente autoproclamación de la senadora Jeanine Añez.  Indicó que su verdadero cargo es el de segunda vicepresidenta del Senado. “Pueden inventar cualquier figura política pero no respetaron la Constitución”, advirtió.

Mientras el ex mandatario daba su mensaje, en la Asamblea de El Alto anunció una nueva marcha a la Paz para reclamar la vuelta del orden constitucional. “Valoro el levantamiento del pueblo alteño por la democracia”, enfatizó Morales. El politólogo Juan Manuel Karg publicó a los pocos minutos un video que mostraba cómo comenzaron a bajar las multitudes.

El expresidente promovió un acuerdo “que involucre a todos los sectores” del país para salir de la crisis institucional. “Paren estas confrontaciones, vamos al diálogo nacional en base a la Constitución para acabar con la violencia, tenemos la obligación de pacificar”, reforzó al asegurar que “las balas no paran las marchas, ni la rebelión ni la insurrección del pueblo”.

LEÉR MÁS  Pequeños bodegueros cierran el año este viernes en La Enoteca

Dijo que está en condiciones de regresar a Bolivia en un futuro cercano para formar parte de esta mesa de negociación conjunta, que debe incluir a “cívicos, políticos que perdieron las elecciones y movimientos sociales”. “Si mi pueblo lo pide, estamos dispuestos a volver para pacificar, pero es importante el diálogo nacional”, manifestó y añadió: «vamos a volver tarde o temprano. Que mejor lo antes posible para pacificar Bolivia».

Morales se refirió al rol de Estados Unidos y de la OEA en su cronología de la gesta del golpe. El exmandatario recordó que fue él quien le dijo al organismo internacional que “no tenía ningún problema” en que auditaran el proceso electoral, luego que las urnas lo dieran ganador por diez puntos y la oposición denunciara fraude.

El problema ocurrió después, cuando la OEA cambió la decisión, acordada con la Cancillería boliviana, de publicar el informe el miércoles 16 de noviembre. “Sorpresivamente el domingo a la madrugada nos informan los técnicos de la OEA. personal de Luis Almagro, que lo iban a sacar ese mismo día de forma preliminar”.

Según relató Morales, en ese momento intentó a advertir al organismo sobre el efecto que podría tener. Le dije al representante de Almagro que me quería comunicar para decirle que iban a llevar a una matanza en Bolivia”, reveló el exmandatario.

LEÉR MÁS  BUENAS SEÑALES DEL "MERCADO" COMO DICEN LOS ANALISTAS

Para Morales no quedan dudas de que “la OEA decidió una actuación política y no técnica ni jurídica”. “Ahora me doy cuenta, la OEA no está al servicio del pueblo latinoamericano ni de los movimiento sociales, sino del servicio del imperio norteamericano”. “Habría que cambiarle el nombre, debería llamarse organización de Estados del Norte”, amplió.

El expresidente marcó un duro paralelismo entre el momento actual que está viviendo Bolivia y las dictaduras militares. Además, recordó todo su apoyo a las fuerzas armadas, a las que se equipó durante sus 13 años de gestión. “Nunca pensé que este equipamiento iba a ser usado contra el pueblo boliviano. Les pido a los comandantes oficiales, no se manchen con la sangre del pueblo”, reclamó.

Lamentó la “falta de lealtad” que mostraron las fuerzas armadas. “No entiendo de verdad como mis excomandantes de las fuerzas podian tener tanta deslealtad, mi gran delito para que tenga esta clase de probllemas es ser indígena”, evaluó luego.

Morales denunció que se está viviendo “como en tiempos de dictadura” porque “ahora hay tanques en la calle”. “Para defender a grupos que estando en el poder economico , policia y fuerzas están metiendo bala al pueblo boliviano, por favor paren”, rogó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here