Paraguay: Protestas frente al diario ABC Color por su apoyo al golpe que derrocó a Lugo

Funcionarios del gobierno ilegítimo, editorialistas y empresarios fueron repudiados cuando dejaban el lugar.

Manifestantes de organizaciones sociales y de izquierda protestaron frente al diario paraguayo ABC Color, el de mayor tirada del país, al que acusaron de golpista, durante una recepción efectuada anoche en el lugar con motivo del aniversario del matutino.

Los manifestantes se congregaron frente a la entrada principal del edificio con carteles y pancartas que rechazaban al gobierno del presidente Federico Franco, surgido tras la el golpe institucional que derivó en la salida de Fernando Lugo, y al respaldo que recibe de ABC.

Durante la protesta se produjeron incidentes mientras se retiraban el canciller José Fernández; el editorialista Enrique Vargas Peña; el presidente del Congreso, Jorge Oviedo Matto; el ministro del Interior, Carmelo Caballero; y el empresario y dirigente del Partido Colorado Horacio Cartes.

LEÉR MÁS  Tokio pide evitar salidas e impulsa cierres de comercios mientras avanza el coronavirus

Escoltados por la policía, Fernández y Vargas debieron buscar refugio provisionalmente en una casa de la zona, mientras Carter debió meterse rápidamente en el auto blindado de su propiedad, reportó la agencia Prensa Latina.
Según ABC, el canciller Fernández fue perseguido más de una cuadra por los manifestantes quienes, al igual que al resto de los asediados funcionarios, les imputaban el apoyo a un gobierno calificado de golpista.

La policía debió colocar un fuerte cordón de agentes antimotines frente al local del periódico para evitar incidentes mayores, aunque la protesta tuvo una duración de más de dos horas.

Sobre el periodista Vargas Peña, el diario reportó que fue increpado verbal y físicamente, después de que el hombre de prensa hiciera algunos gestos obscenos.
El ABC Color pertenece al grupo Zuccolillo, y fue desde el inicio de la gestión de Lugo un duro opositor al entonces mandatario, al punto que respaldó su destitución con posturas muy cercanas al otrora poderoso Partido Colorado, que estuvo seis décadas en el poder desde la dictadura de Alfredo Stroessner.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here