Obama y el rey saudita acuerdan reforzar vínculos entre ambos países

Obama llegó en la mañana a la monarquía de Medio Oriente para tratar de reducir las tensiones con su principal aliado en la región debido al acuerdo nuclear con Irán y al manejo del conflicto sirio.

Los mandatarios expresaron sus puntos en común en »varias causas, entre ellas, la lucha contra el extremismo y el terrorismo», informó la agencia de noticias EFE citando una fuente diplomática estadounidense, que añadió que »el presidente (Obama) expresó su aprecio por los esfuerzos del reino saudíta en este sentido».

Además, agregó que Obama »escuchó el punto de vista del rey saudíta sobre Siria, Egipto, Irak y lo que se refiere al tema iraní», en referencia al acuerdo nuclear firmado en noviembre pasado entre Irán y el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania).

Teherán se comprometió con este acuerdo a no continuar con su programa nuclear durante seis meses, tiempo en el que continuarán las negociaciones para poder llegar a un acuerdo definitivo.

LEÉR MÁS  Palabras de LULA sobre la situación de Brasil

La agencia SPA informó que Obama y el rey Abdullah dialogaron sobre la situación en Siria, la causa palestina y las últimas novedades internacionales.

Los dirigentes refuerzan así una relación que se deterioró en los últimos meses, tras el acuerdo alcanzado con Irán y luego de que Estados Unidos decidiera no intervenir militarmente en el conflicto sirio en 2013, postura que generó críticas de Arabia Saudíta, que acusó a Washington de falta de firmeza.

La reunión entre Obama y el monarca saudíta, que duró un poco más de dos horas, se celebró en la localidad de Rauda Jarim, a 100 kilómetros al noreste de Riad.

Está previsto que Obama cene con el monarca y ya mañana termine su gira, que lo llevó también por otros países como Holanda, Bélgica e Italia, donde visitó al papa Francisco.

LEÉR MÁS  Nada eximirá a los asesinos de su responsabilidad ante la ley y la justicia

La última vez que Obama visitó a su aliado energético en el Golfo fue en 2009, en un contexto político y social distinto, previo a las repercusiones regionales de los levantamientos populares de la llamada Primavera Arabe, principalmente los de Egipto y Siria.

Riad y Washington mantienen una cooperación estratégica desde hace décadas, por la que Estados Unidos se garantizó la explotación y el provecho de los recursos petroleros del país árabe.

Este vínculos fue reforzado en los últimos años con la »lucha contra el terrorismo», tras los atentados del 11-S.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here