Muertos, heridos, detenidos, violencia, desmanes en las calles de Chile

Con protestas, saqueos, violencia y violenta represión policial transcurrió el domingo en varias ciudades de Chile luego de que violentas manifestaciones dejaron al menos siete muertos y cientos de heridos y detenidos, además de pérdidas de cientos de millones de dólares, en tres días de disturbios desencadenados por el aumento de la tarifa de subterráneo. Ante ese panorama, el más grave desde el retorno de la democracia en 1990, con parte del país militarizado y en estado de excepción (que limita el derecho a transitar y a reunirse), el presidente Sebastián Piñera decidió extender la restricción de circular libremente con el toque vigente desde las 19 hasta las 6 y que los manifestantes resuelven desobedecer.

El cuestionado mandatario suspendió el sábado un alza del pasaje del metro, que se había incrementado de 800 a 830 pesos (1,2 dólares) pero no logró con eso restaurar la calma en el país y, por el contrario, la inquietud, que incluyó sonoros cacerolazos, se expandió a regiones fuera del área metropolitana.

LEÉR MÁS  Por decreto de la autoproclamada, policías y militares tienen "licencia para matar"

Pese a la vigencia del toque de queda, decenas de manifestantes incendiaron el edificio del diario El Mercurio, el más tradicional del país, en el puerto de Valparaíso.

Los militares patrullaron las calles en tanquetas y otros vehículos y sobrevolaron las zonas de los disturbios en helicópteros para evitar nuevos incendios en la red de subtes, la más moderna y cara de América Latina, que causaron solo allí pérdidas de 300 millones de dólares y podrían mantener algunas líneas paralizadas por hasta cuatro meses.

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, detalló que dos personas murieron y una quedó herida de gravedad tras el saqueo de un supermercado. Por otra parte, se confirmó el fallecimiento de cinco personas más en el incendio de una bodega en Renca.

LEÉR MÁS  Inteligencia del Estado para espiar la protesta en Chile

Chile con una economía envidiada por los liberales, que presenta los más altos niveles de desigualdad comparativos en el mundo y que han motivado movimientos de protestas por el acceso insuficiente a la educación secundaria y universitaria, la salud y las pensiones. Sin embargo, anteriores protestas no se había visto una participación activa, espontánea, sin liderazgos, contradictoria, violenta por momentos por parte de los manifestantes pero muy violenta y con un uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía militarizada de Carabineros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here