Maduro llegó a Roma y será recibido por el Papa en audiencia privada

El papa Francisco recibirá mañana en audiencia privada al presidente venezolano, Nicolás Maduro, en una reunión que tanto el gobierno como la Iglesia católica de Venezuela esperan que contribuya a mejorar la relación entre ambos sectores, tras las diferencias expresadas en los últimos años.

Maduro, quien llegó hoy a Roma, aseguró ayer sábado que tenía la expectativa de sostener »una reunión muy interesante» con el pontífice, a quien le llevará como regalos retratos del libertador Simón Bolívar y del fallecido expresidente Hugo Chávez.

El nuncio apostólico en Venezuela, Pietro Parolin, dijo el viernes, tras visitar a Maduro, que esperaba que la reunión de mañana »pueda ser de gran provecho para todo el país, para la reconciliación y para el progreso material y espiritual de Venezuela».

El encuentro entre Francisco y Maduro está precedido por una serie de roces en la relación entre el gobierno y la Iglesia venezolanos, que tuvieron lugar principalmente durante los años de la presidencia de Chávez, de quien la jerarquía eclesiástica de Venezuela se manifestó crítica en numerosas ocasiones.

En tanto, Francisco -quien asumió su pontificado en marzo pasado, pocos días después del fallecimiento de Chávez- se manifestó públicamente atento a Venezuela luego de las elecciones presidenciales del 14 de abril, cuyo resultado no fue reconocido por la oposición.

LEÉR MÁS  Con la reapertura del Coliseo, Italia da otro paso hacia la nueva normalidad

El 21 de abril, el Papa afirmó que acompañaba a Venezuela »con profunda preocupación, con la oración intensa y con la esperanza de que va a buscar y encontrar formas justas y pacíficas para superar las serias dificultades» derivadas de la jornada electoral.

La reunión de Maduro con Francisco abrirá una semana marcada por la presencia de Venezuela en la Santa Sede, ya que tres diputados opositores serán recibidos el martes por el secretario de las Relaciones del Vaticano con los Estados, Dominique Mamberti, y asistirán además a la audiencia general de los miércoles.

Uno de esos diputados, Edgar Zambrano, afirmó que aspiran a conversar con el Papa sobre el pedido de la oposición de amnistía a los presos que considera políticos y a algunos exiliados, informó la agencia de noticias EFE.

Paralelamente, el líder de la oposición, Henrique Capriles Radonski, envió ayer una carta a Francisco en la que sostiene que Venezuela atraviesa una situación de »crisis política» y le pide ayuda para entablar con el gobierno un »diálogo basado en la verdad».

LEÉR MÁS  Tokio ingresa en fase 2 de alivio de restricciones y abre colegios y más negocios

»Le solicitamos respetuosamente nos ayude con su enorme e indiscutida autoridad moral para lograr ese diálogo basado en la verdad, el reconocimiento mutuo y la búsqueda del bien común», pidió Capriles al pontífice.

Mientras tanto, Maduro recibió hoy en Roma un premio de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) de la ONU por la política alimentaria de Venezuela y llamó a una alianza energética »para los próximos 100 años» entre su país e Italia.

La alianza entre la petrolera estatal venezolana PDVSA y el Ente Nazionale Idrocarburi (ENI) italiano »contribuirá a nuestra estabilidad energética para los próximos 100 años», sostuvo Maduro en declaraciones a periodistas locales, reseñadas por la agencia italiana ANSA.

»La cooperación energética entre Italia y Venezuela es de gran importancia para el futuro de los dos países» y se extenderá también a »la colaboración económica, comercial y de infraestructura», agregó el mandatario venezolano.

Luego de la audiencia con Francisco, Maduro mantendrá mañana mismo una reunión con el presidente de Italia, Giorgio Napolitano, y conversará con dirigentes de movimientos sociales, políticos y juveniles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here